«Es espantoso», relatos de funerarias y cifras de muertos que molestan al gobierno – Antena San Luis