¿Es ético que un diputado compre sus seguidores en Twitter? – Antena San Luis