Home / ESTADO  / La Federal no intervino en asalto a autobús porque “Era jurisdicción estatal”:Testigo

La Federal no intervino en asalto a autobús porque “Era jurisdicción estatal”:Testigo

+ “GRACIAS POR HABER COOPERADO”, DIJERON LOS DELINCUENTES + UNA HORA DURÓ EL ATRACO; BOTÍN, MÁS DE 2MDP + LOS DESPOJARON DE MILES DE DÓLARES CON QUE IBAN A COMPRAR EN E.U. + EN LA MADRUGADA NO ENCONTRARON

+ “GRACIAS POR HABER COOPERADO”, DIJERON LOS DELINCUENTES

+ UNA HORA DURÓ EL ATRACO; BOTÍN, MÁS DE 2MDP

+ LOS DESPOJARON DE MILES DE DÓLARES CON QUE IBAN A COMPRAR EN E.U.

+ EN LA MADRUGADA NO ENCONTRARON M.P. PARA PRESENTAR DEMANDAS EN LA CAPITAL

Una víctima del asalto perpetrado ayer contra pasajeros de un autobús que se dirigía a McAllen, Texas, narró a La Roja que cuando contactaron a patrulleros de la Policía Federal éstos no se activaron para perseguir a los asaltantes, ni les resolvieron nada a los afectados porque, dijeron, se trataba de una zona competencia de las autoridades estatales, y no federales.

El camión de pasajeros de la empresa “Transportes López”, que realiza viajes especiales para ir de compras a McAllen, salió de la gasolinera Villalobos en la capital potosina a las 19:00 horas, y fue interceptado entre las 9:45 y 10 de la noche en un tramo despoblado de la carretera Cerritos-Tula, donde además no se reciben llamadas de teléfonos celulares.

“EL CHÓFER NO SE DETUVO Y EMPEZARON A ECHAR BALAZOS”

Entrevistado de manera exclusiva por La Roja, esto fue lo que nos narró el testigo:

“Fue en la carretera que va rumbo a Tula, Tamaulipas. Es una carretera que conduce a Reynosa. Ibamos en despoblado, salió una camioneta negra de la nada; unos dicen que es una Cheyenne, otros que una Liberty. Empezó a echar una luz potente a la cara del chófer. No se detuvo, empezaron a aventar balazos hasta que se detuvo”.

Uno de esos disparos dio de frente al parabrisas, en dirección al conductor.

“Se subieron, golpearon al chófer; a uno de los chóferes, porque iban dos. Al otro lo mandaron para atrás. A la organizadora del viaje también”.

El chofer, quien se salvó del disparo que impactó muy cerca de su cuerpo, no escapó de los golpes, pues los delincuentes ingresaron al camión furiosos, lo encañonaron y le dieron de cachazos en la cabeza. Les había dificultado el atraco, pues de acuerdo a su lógica, debió pararse tan pronto como fue deslumbrado por el reflector de luz que dio de lleno al frente del autobús.

Al continuar con su marcha, no más de unos cuantos metros, el conductor arriesgó su vida y la de los demás pasajeros, pero ahora quizá habrá menos dudas sobre él, pues en estos casos, y tal como señala nuestro entrevistado, siempre hay sospechas sobre los organizadores u operadores de este tipo de viaje.

— ¿Tienes esa sospecha? —pregunta el reportero.

— Hay mucha posibilidad de que haya complicidad, porque ¿cómo sabían a qué hora íbamos a pasar por ahí? –responde.

ASALTO EN DÓLARES

Luego comenzó el saqueo indiscriminado contra alrededor de 40 pasajeros. Hombres y mujeres, y solo una menor de edad. La mayoría comerciantes que acostumbran ir a McAllen para realizar compras.

En el caso del testigo, refiere haber llevado mil 700 dólares, más dinero en pesos. Pero comenta que por lo general cada pasajero en tales casos lleva entre 3 mil y cinco mil dólares.

De acuerdo a tales estimaciones, y de manera conservadora, el botín que lograron los maleantes pudo superar con facilidad los 120 mil dólares. Más de dos millones de pesos.

“GRACIAS POR HABER COOPERADO”

“Uno se quedó adelante, otro se quedó en la camioneta que iba escoltando el camión, y otro empezó a quitarles sus pertenencias a todos. Empezó con los de atrás, a decirles que se voltearan. A muy pocos sí les quitó la visa y el pasaporte. A nosotros no nos quitó documentación alguna, ni tarjetas de crédito, pero el dinero sí, y celulares”.

“Ahí enmedio de la nada no pudimos hacer nada. Nos desviaron a otra carretera que según eso va a Cerritos, también despoblada. El asalto duró más de una hora, porque eran más de 40 personas. Ahora sí que tuvieron todo el tiempo del mundo para quitarnos nuestras pertenencias”.

“Nuestro temor era que fueran a conducirnos a algún lugar más despoblado todavía, y pues no sé, hacer otras cosas. Pero ya cuando terminó de quitarle las pertenencias a la última persona del camión, ya dijo: ‘gracias por haber cooperado, ya no va a pasar nada; ya nos vamos’. Y todavía después de ese ‘ya nos vamos’ pasaron como 15 minutos. Fácil sí duró el asalto como hora y media”.

LA FEDERAL NO INTERVINO, NO ERA SU JURISDICCIÓN

“Nos encontramos a las patrullas federales ahí en Peotillos, porque nos regresamos. Y ahí en el retén que han denunciado varias veces, uno que está ahí en el kilómetro 63, 64 de la carretera 57, nos encontramos a esas patrullas de la Federal. También está el retén del SAT, y del Ejército”.

“Pero ellos (los federales) dijeron que era territorio estatal, que no era de jurisdicción. Entonces yo digo, sino van a hacer nada, entonces por qué no nos dejaron ir, por qué nos quitaron mucho tiempo. Yo les dije: si no van a recuperar nada, ni van a ir por ellos ahorita, qué caso tiene presentar denuncia, y estarnos quejando”.

“Estos señores (de la Policía Federal) en vez de tener otros protocolos, no hicieron nada, nada más dos patrullas de ellos nos escoltaron hasta el Edificio de Seguridad Pública (ya en la capital potosina), pero resulta que no había Ministerios Públicos para poner la denuncia”.

Eran ya alrededor de las tres de la mañana, y de acuerdo al declarante ni siquiera pudieron entrar a las oficinas de la Procuraduría para poner las demandas, porque estaban cerradas. “Decían que había dos Ministerios Públicos, pero ni siquiera pudimos entrar a las instalaciones. Estaban cerradas”, remarca.

Apenas el lunes de esta semana que terminó, se reportó otro asalto también en carreteras potosinos, de un un autobús de la línea Transportes del Norte.

LA VERSIÓN OFICIAL

Ya hoy por la tarde, alrededor de las 17:00 horas, la Procuraduría informó que se han presentado 12 denuncias, y que eran 44 los pasajeros. Que la camioneta donde se trasladaban los asaltantes era una Ford Lobo.

Pero pistas de los ladrones violentos o posibilidades de que puedan dar con ellos, nada. “Estos casos nunca los resuelven”, dice por último nuestro entrevistado.

Fuente: La Roja

Review overview
NO COMMENTS

POST A COMMENT