Siempre al servicio de intereses de grupo, del PRI y de EPN, Murillo Karam fue intocable. Hasta hoy – Antena San Luis