Home / destacados  / Sueño roto

Sueño roto

La gente del municipio de Villa de Reyes, en el estado de San Luis Potosí, es la primera de todo el país que resiente el “Efecto Trump”. En esta localidad, donde poco más del 65 por

La gente del municipio de Villa de Reyes, en el estado de San Luis Potosí, es la primera de todo el país que resiente el “Efecto Trump”.

En esta localidad, donde poco más del 65 por ciento de la población vive en condiciones de pobreza y otros 30 por ciento manifiesta algún tipo de carencia social, se ha esfumado el sueño del empleo y del progreso.

El sueño duró poco, apenas ocho meses, desde que el pasado 5 de abril la empresa automotriz Ford anunció su intención de instalar en el municipio una planta armadora de autos, con una inversión de mil 600 millones de dólares, hasta el anuncio que recién hizo el presidente de la compañía, Mark Fields, de que daba marcha atrás al proyecto por presiones del presidente electo de los Estados Unidos, Donald Trump.

Las razones de política internacional sobre el retiro de Ford aquí no se entienden, lo único que se vislumbra es que Villa de Reyes no será, en el futuro inmediato, el paraíso laboral que se había prometido desde la federación y que fue aplaudido con euforia desde el gobierno estatal que encabeza Juan Manuel Carreras López.

 

Los primeros desencantados son los trabajadores, quienes veían en la planta de Ford una excelente posibilidad de empleo, alterna a la que solo ofrecen en la zona una Termoeléctrica, una Planta Procesadora de Alimentos Balanceados y una Productora Nacional de Papel Destintado, donde las condiciones laborales son buenas, pero el ingreso es muy difícil, por competido.

La situación del proyecto fallido de Ford para generar 2 mil 800 empleos directos, una oferta ambiciosa para un pueblo tan pobre, ha sido calificada por el alcalde Villa de Reyes, Juan Gabriel Solís Ávalos, como algo circunstancial.

“No se acaba el mundo sin la Ford”, dice Solís Ávalos a Reporte Indigo, pues estima que otros proyectos más ambiciosos se puedan cuajar en breve.

Sin embargo, para la clase obrera, el retiro de la inversión anunciada sí es un golpe duro.

En la oficina local de la Confederación de Trabajadores de México (CTM), la que lidera en San Luis Potosí Emilio de Jesús Ramírez Guerrero, ya se tenía un padrón de por lo menos 2 mil aspirantes a presentar solicitudes de empleo para ser parte de la plantilla laboral de la armadora automotriz, que en primera instancia tuvo acercamientos con la CTM para reclutar la mano de obra.

El perfil de la mayoría de los trabajadores que presentaron solicitudes de empleo anticipadamente a la Ford, a través de la CTM, fue de hombres de entre 22 a 37 años de edad, con formación académica promedio de secundaria.

Ese es el grueso de la población de este municipio, de acuerdo a datos del 2010 del Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI), donde la condición de rezago educativo afecta a 30 por ciento de la población, lo que significa que 14 mil 252 individuos, de un total de 46 mil 898 personas, presentan esta carencia social.

Jesús León Jasso es uno de esos hombres, que con educación de secundaria, aspiraba a ser parte de la plantilla laboral de la Ford, pero que tras el anuncio del retiro de la inversión ha optado por no seguir en la vana espera; ya se incorporó a las filas del empleo dentro de la albañilería, es una obra que realiza el gobierno municipal.

Municipio pobre, pero trabajador  

Desde la óptica de percepción del alcalde Juan Gabriel Solís Ávalos, el municipio de Villa de Reyes tiene más opciones para salir adelante en sus proyectos oficiales a través de la promoción del empleo.

“Las facilidades que se le dieron a la Ford, para el establecimiento de su planta, serán las mismas que se ofrezcan a otras empresas que lleguen al municipio a generar empleos”, comenta.
Villa de Reyes es un municipio trabajador y no se derrumba el mundo, asegura el alcalde de extracción priista, con el retiro de la propuesta de inversión.

“Existen otros proyectos, como el de la empresa automotriz BMW, que también se encuentra interesada en establecer una planta armadora de autos en esta localidad, y cuyas gestiones ya van muy avanzadas.

“La BMW hará una inversión de más de 3 mil millones de dólares, que generará el doble de empleos de los ofrecidos por la Ford”, detalla Solís Ávalos.

De acuerdo al INEGI, que ha tomado la base de datos del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), el municipio de Villa de Reyes tiene un total de 9 mil 928 viviendas, de la que 2 mil 676 no cuentan con servicios de drenaje, 2 mil 236 no tiene acceso de agua potable entubada, mil 043 tienen piso de tierra, 562 son casas de un solo cuarto, 384 no cuentan con energía eléctrica y 307 no tienen un solo bien en su interior.

Esa condición de pobreza, explica el alcalde, se habrá de remontar, “porque la gente de Villa de Reyes es muy trabajadora, y para nada nos asusta el hecho de que la Ford haya decidido retirar su inversión anunciada, porque el trabajo es el principal valor de los vecinos de esta localidad, y eso tendrá que ser valorado por algunas otras empresas”.

Economía estancada

Sin tener estudios de economía, apenas con la secundaria terminada, José Carmen Hernández vislumbra el futuro de Villa de Reyes sin la Ford.

“Esto se va a poner más difícil; todos teníamos la esperanza de que mejorara la economía y que hubiera un poco más de dinero en movimiento con esa planta, porque aquí no hay en qué trabaje la gente”.

El principal problema de Villa de Reyes, explica de manera empírica el taxista que maneja un Chevy modelo 97, es el desempleo.

Y lo dice con acierto, pues de acuerdo al INEGI, la tasa de desocupación que registra esa población se ubica por encima de la media estatal que llega al 4.9 por ciento de los habitantes.

“La economía del municipio va a seguir estancada. La gente va a seguir yéndose al norte. No hay más alternativa; aquí la mayoría se ocupa en actividades del campo o en la construcción”.

Por eso, Hernández considera que el retiro de la oferta de inversión de la Ford es más que un golpe a la economía, dice desde su trinchera de taxista.

“Ya varios compañeros estábamos pensado en comprar autos nuevos para prestar un mejor servicio, porque pensábamos que el trabajo iba a mejorar, pero ya nos desencantamos. Ahora hay que ver cómo le hacemos, para seguir sobreviviendo”, dice.

Les ofrecen ‘las perlas de la virgen’

Con la finalidad de que la Ford encontrara las condiciones óptimas para su inversión, el gobierno estatal de San Luis Potosí ofreció una canasta de incentivos que no se habían visto nunca en esta entidad.

“Es un contrato que ofrecía las perlas de la virgen”, dijo un funcionario de la Secretaría de Desarrollo Económico del Estado, que filtró a Reporte Indigo el convenio firmado el 9 de mayo del año pasado.

Con la intención de que captar los mil 600 millones de dólares anunciados por la Ford, el gobierno estatal se comprometió a brindar “diferentes apoyos, bienes, gestiones, infraestructuras, servicios, asistencia en la obtención de permisos y licencias, requerimientos, incentivos y demás cuestiones”, según lo ordenó el propio gobernador Juan Manuel Carreras López.

El convenio que estableció que “todos los impuestos locales y/o municipales, gastos, costos, derechos y tasas notariales y/o de registro” que se generaron con relación a la donación de 280 hectáreas de suelo a favor de Ford “deberán de cubrirse o exentarse por el estado y/o el municipio”.

También ofreció “de manera enunciativa más no limitativa, diferentes apoyos, bienes, gestiones, infraestructuras, servicios, asistencia en la obtención de permisos y licencias, requerimientos e incentivos” para que permitieran en su conjunto la construcción, el asentamiento y operación de la plata armadora.

El convenio fue signado por José Luis Ugalde Montes, secretario de Finanzas; Manuel Lozano Nieto, secretario del Trabajo y Previsión Social; Gustavo Puente Orozco, secretario de Desarrollo Económico; Joel Ramírez Díaz, secretario de Educación Pública; Juan Gabriel Solís Ávalos, presidente municipal de Villa de Reyes; Jazmín Torres Saucedo, síndico Municipal; Luis Miguel Espinoza Gómez, secretario del Ayuntamiento, y el gobernador, Juan Manuel Carreras López.

El estado también se había comprometido a dotar de transporte ferroviario a la planta, por “la necesidad de contar con una infraestructura ferroviaria… que deberá ser proporcionada por el estado, y que de manera general consistirá en una conexión (de la planta) con la vía ferroviaria existente, operada por la empresa Kansas City Southern de México, S.A. de C.V.”.

El derecho de uso de vía ferroviaria pedido por la Ford fue establecido como “un derecho de uso permanente no exclusivo con carácter de irrevocable de manera gratuita y por un periodo indefinido”.

En suma, de acuerdo a las estimaciones de un funcionario de la secretaría de Desarrollo Económico del gobierno de San Luis Potosí, los incentivos otorgados a la Ford para su proyecto de la planta armadora en Villa de Reyes, “serían por el orden de los 3 mil millones de pesos, y no de mil 057 como lo anunció el secretario de Desarrollo Económico, Gustavo Puente Orozco”, de los que se aseguró una parte sería entregada en el 2016, y la otra mitad en el transcurso del 2017.

Ahora convertido en elefante blanco

De acuerdo a lo expresado por el presidente de Ford, Mark Fields, tras recular en la inversión, todos los incentivos que había recibido esa empresa serán devueltos al Gobierno estatal.

En tanto se hace la devolución de los incentivos al gobierno de San Luis Potosí, muchos de ellos entregados desde el año pasado, como la cesión del derecho del terreno y los costos de los trámites por gestión de permisos, la obra de construcción de la infraestructura para la planta de Ford ya se alza como un elefante blanco en la zona industrial del estado.

Quedan como vestigios los avances de construcción de la nave industrial. Se han abandonado los trabajos obligados por el estado para la construcción de una vía perimetral de cuatro carriles, construcción de una cerca perimetral de malla y construcción de un acceso vial desde la carretera principal hasta la vía perimetral.

También se abandonaron ya los trabajos de construcción de una línea de agua y acometida para la conexión a la red contra incendios, diseñada conforme a los estándares de la National Fire Protection Association (NFPA).

Además de la instalación de infraestructura de telecomunicaciones con fibra óptica, entre otras obras acordadas en el Convenio de Incentivos.

Con información de: Reporte Índigo
Review overview
NO COMMENTS

POST A COMMENT