Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

Un meteorito iluminó el cielo en el norte de Argentina



Hacia las 3.30 horas de la madrugada del domingo, un meteorito ingresó en la atmósfera y se dejó sentir en el norte de Argentina: durante unos segundos, iluminó el cielo, y quienes pudieron observar el fenómeno vieron cómo explotaba una enorme bola de fuego en cielo. Según los expertos, se trataba de un meteorito que ingresó en la atmósfera, a una velocidad de 130.000 kilómetros por hora, y se desintegró totalmente en el aire cuando se encontraba a una altura de 65 kilómetros.

El fenómeno pudo divisarse en las provincias del norte del país: Chaco, Salta, Tucumán, Catamarca, La Rioja, Córdoba, norte de San Juan y algunas zonas de Corrientes. Pero tal vez fue en Santiago del Estero donde se apreció con más nitidez: durante unos segundos, pareció hacerse de día. En algunas zonas, después de la explosión permaneció en el cielo una aureola.

Muchos vecinos despertaron, alarmados por los ladridos de los perros o tras sentir la explosión. Algunos afirman que sintieron una sacudida similar a un movimiento tectónico, e incluso que temblaron las ventanas de sus casas y se quebraron vidrios y cristales. No pocos entraron en pánico y colapsaron durante minutos las líneas telefónicas de la policía. ¿Había llegado el fin del mundo?

El profesor Jorge Coghlan, director del Observatorio Astronómico de Santa Fe, explicó en el canal de noticias TN que el objeto ingresó a la atmósfera con un tamaño aproximado de 20 centímetros de diámetro, y aclaró que “la importancia no está en el tamaño, sino en la velocidad del impacto en la atmósfera“. Destacó además que el fenómeno provocó “un colorido llamativo en el cielo” por los materiales de los que estaba compuesto la roca: según este experto, probablemente níquel, hierro y magnesio.

Materia interplanetaria

Los astrónomos saben que cada noche se puede observar la caída de materia interplanetaria, a menudo del tamaño de un grano de arena; pero esta vez se trató, según Cohglan, de “un elemento de mayor tamaño y de origen tan primitivo como nuestro planeta“, esto es, un resto de la formación del sistema solar.

Algunos expertos sostienen que este meteoro forma parte de la lluvia de estrellas fugaces que tiene lugar estos días, “que se llama Eta Líridas porque se produce en la constelación de La Lira”, explicó el director de Investigaciones Astronómicas y Espaciales de Misiones, Sergio Toscano, según publica el diario ‘Página 12′. Este fenómeno tendrá su máxima actividad entre este lunes y martes: podrán avistarse 40 meteoros brillantes por hora.

Muchos se preguntaban este lunes dónde cayó el meteoro, y no pocos ciudadanos reivindicaron que fue en su casa. Los expertos creen que posiblemente algunos fragmentos alcanzaran el suelo, pero se trataría de elementos tan pequeños que no será fácil localizarlos para así tener la evidencia científica de que, efectivamente, lo que arrancó del sueño a muchos santiagueños la pasada noche fue un meteorito.

 

http://www.elmundo.es/america/2013/04/22/argentina/1366649044.html

Comments

Enviar un Comentario