Concluyen alegatos finales en juicio civil contra Trump en Nueva York

La acusación y la defensa presentaron este lunes los alegatos finales en el juicio civil contra Donald Trump en Nueva York, acusado de violación y difamación por una experiodista y quedó ahora en manos del jurado popular la eventual condena pecuniaria al expresidente.

E. Jean Carroll, de 79 años, demandó a Trump el año pasado alegando que la violó en unos grandes almacenes neoyorquinos a mediados de la década de 1990. La excolumnista de la revista Elle también afirma que Trump la difamó después de que ella hiciera pública su acusación en un libro en 2019.

El jurado empezará a deliberar a partir de este martes si da la razón a Carroll que demanda a Trump daños y perjuicios por un monto sin determinar por este hecho que, según reconoció en el juicio, le ha impedido volver a tener una vida amorosa.

Al presentar sus alegatos finales, la abogada de Carroll instó al jurado constituido en el tribunal federal en Manhattan a responsabilizar a Trump por lo ocurrido.

«Nadie, ni siquiera un expresidente, está por encima de la ley«, sostuvo Roberta Kaplan.

La defensa recordó al jurado que su clienta fue interrogada «durante más de dos días, y respondió a cada pregunta, y en particular a las razones por las que no había gritado» durante la presunta violación hace más de 25 años.

Trump, que ha negado repetidamente las acusaciones, no compareció ante el tribunal durante el juicio.

Pero en los extractos del video del interrogatorio al que fue sometido en octubre pasado por la abogada de la acusación, divulgado el pasado viernes, dijo que «es la historia más ridícula y asquerosa. Todo es mentira», y tildó a Carroll de «enferma».

Reiteró que no conocía a su acusadora pese a que ambos aparecen sonrientes, junto con sus respectivas parejas, en una foto presentada en el juicio tomada antes de su presunto encuentro en 1996, en la que el magnate confundió a Carroll con su exesposa Marla Maples.

«Era exactamente su tipo»

Además, se refirió a Carroll como una mujer que «no era (su) tipo«.

«La verdad es que» Carroll «era exactamente su tipo», dijo sin embargo Kaplan.

El abogado de Trump, Joe Tacopina, dijo a los seis hombres y tres mujeres del jurado que «ellos quieren que ustedes le odien lo suficiente para ignorar los hechos», en un ofensivo alegato que duró 2 horas y media, durante el que destacó incoherencias y falta de pruebas materiales.

Reconoció que Donald Trump pudo haberse referido de manera «cruda» o «ruda» a las mujeres, pero eso no «convierte un hecho increíble en creíble» y apeló al «sentido común» del jurado porque, según, él, si Trump hubiera agredido sexualmente a Carroll «le hubieran detenido inmediatamente».

Carroll «nunca fue a la policía porque nunca ocurrió», zanjó y piensa que se trata más bien de una maquinación para que Carroll vendiera mejor su libro.

La escritora reconoció durante el juicio que no había acudido ni a la policía ni al hospital tras la violación. «Publiqué la historia no porque estaba escribiendo el libro», sino por el movimiento #MeToo surgido a raíz de las denuncias de agresiones por el entonces productor de cine Harvey Weinstein, condenado a varios años de cárcel.

«Me llevó mucho tiempo darme cuenta que permanecer en silencio no funciona», dijo.

El caso es uno de varios desafíos legales que enfrenta el magnate republicano de 76 años, quien busca regresar a la Casa Blanca en las elecciones de 2024.

El mes pasado se declaró inocente en un caso penal relacionado con un pago de dinero en negro para comprar el silencio de una estrella porno justo antes de la elección de 2016.

Trump también está siendo investigado por sus esfuerzos para anular su derrota en las elecciones de 2020 en el estado sureño de Georgia, su presunto mal manejo de documentos clasificados sacados de la Casa Blanca y su implicación en el asalto al Capitolio estadounidense por parte de sus partidarios el 6 de enero de 2021.

Informador

Compartir ésta nota:
Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
/** * @author RadiusTheme * @since 1.0 * @version 1.0 */ ?>