DESTACADOS Exportar

Tras desahogar un testigo, juicio contra Alejandro N. se aplaza por 10 días más

Abelardo Medellín

El juicio contra Alejandro N., exfuncionario del DIF estatal acusado de violación agravada contra un menor de edad, fue aplazado por sexta vez, luego de que este 9 de septiembre apenas se pudiera desahogar un testigo; la última vez que una persona había brindado su testimonio fue hace 22 días.

En la jornada de juicio de oral que se celebró este viernes, tras haber desahogado el testimonio de un solo testigo, los tres jueces que conforman el Tribunal Enjuiciamiento Colegiado (Francisco Pablo Alvarado Silva, Carlos Alberto Álvarez Hernández y Javier Pérez Contreras) solicitaron terminar la jornada y reagendarla para el próximo lunes 19 de septiembre, es decir, en 10 días.

Al igual que en la jornada del pasado 1 de septiembre, Alejandro N. pidió la palabra y volvió a solicitar a los jueces que se permitiera agendar jornadas consecutivas y no solo se dispusiera de una fecha.

“Solo hemos desahogado a un testigo por día, y ahora vamos a tener una jornada, nueve días de descanso, una jornada y nueve días de descanso y así van a seguir”, les reclamó a los jueces el imputado.

Ante su comentario, los jueces le recordaron que la disponibilidad para celebrar una audiencia depende completamente de lo que resuelva el Sistema de Gestión del Poder Judicial del Estado y le explicaron que en el tiempo de aplazo no se dedican a descansar, sino que trabajan en asuntos diversos e incluso fuera de la capital.

El de hoy se suma a una serie de aplazamientos que ha sufrido el juicio oral de Alejandro N., los cuales se han presentado al menos una vez cada mes desde junio pasado.

La jornada 13: la defensa repite testigo

Luego de que en la jornada del pasado 1 de septiembre, el Tribunal de Enjuiciamiento Colegiado aceptara recibir una prueba nueva de la defensa que constaba de fotografías tomadas durante el estudio proctológico a la víctima, este viernes la defensa llamó a interrogar al mismo médico coloproctólogo que ya había interrogado el pasado 18 de agosto.

En esta ocasión, se le pidió al médico especialista que realizara un análisis de las imágenes del estudio proctológico realizado a la víctima el 18 de octubre de 2019 por una médico legista de la Fiscalía General del Estado (FGE).

Según el testigo, luego de revisar un total de nueve fotografías de la zona anal de la víctima que fueron tomadas durante ese primer estudio, en su opinión profesional, no se advirtió que hubiera ninguna lesión en esa área, no había relación entre supuesta lesiones y la temporalidad que marcaba la investigación y no se realizó un estudio adecuado para determinar lesiones.

Pese a que en respuesta a preguntas de la defensa el médico aceptó que no se apreciaron lesiones, a preguntas de la Fiscalía el mismo testigo concedió que sí había laceraciones, pero afirmó que éstas fueron provocadas por la forma en que se realizó el estudio proctológico.

Tras el interrogatorio a este testigo y la proyección de las imágenes, la Fiscalía solicitó que se le permitiera volver a entrevistar a la perito que realizó el dictamen de donde se desprendieron las fotografías; pese a que la defensa se opuso a traer de nuevo a la perito para interrogarla, al final los jueces accedieron a que se le volviera a interrogar y dicha testigo será la primera en pasar durante la jornada del próximo 19 de septiembre.

X