Uncategorized

Vive Latino ni tan latino: Canta en "spanglish"

La cancelación de Morrissey obligó a que el festival musical más importante de Iberoamérica no iniciara este jueves, como se tenía previsto. El Vive Latino, es cada vez más dependiente de la música en inglés. La industria musical ha enfrentado una de las mayores revoluciones culturales de la historia en los últimos años gracias a los avances tecnológicos y a las nuevas formas de producir, escuchar y vender la música. El ensayo “Música y materialidad discográfica en la era del acceso”¡”, publicado en la revista digital Razón y Palabra, hace un análisis sobre cómo durante la primera década del siglo XXI, la industria discográfica ha desafiado fenómenos tan decisivos como la revolución del MP3, la aceleración de la Internet, los nuevos sistemas de grabación digital, la piratería, los portales musicales, las redes sociales, el auge de los festivales y de la música en vivo, o la generalización de los netlabels, aquellos sellos discográficos que distribuyen su música en formatos digitales a través de la red y, en ocasiones, de forma gratuita. Bajo este panorama de cambios continuos en la música, el Vive Latino, el festival iberoamericano más importante dedicado al rock en español, también ha tenido que adaptarse a las nuevas dinámicas tecnológicas y culturales, en un mundo regido por los flujos de información que circulan segundo a segundo en Internet, y ha abierto sus puertas a la oferta del rock anglo. Muestra de ello son las bandas estelares que presenta este año ese popular festival en México, a realizarse del 15 al 17 de marzo en el Foro Sol, de la Ciudad de México, en donde nombres como Morrissey (quien finalmente canceló a última hora), Blur y Yeah Yeah Yeahs son el principal atractivo para un sector del público que no necesariamente es el que asistía cada año al Vive Latino. Pero a 14 años de su creación, ¿el Festival Vive Latino sigue siendo latino? Organizadores y músicos, los protagonistas en esta gran fiesta sonora, comparten sus reflexiones con SinEmbargo.

UNA JORNADA MARATÓNICA

El Festival Vive Latino, cuyo nombre completo es Festival Iberoamericano de Cultura Musical Vive Latino, se ha convertido en todo un referente en cuanto a los festivales musicales en Latinoamérica se refiere, y en un paso obligado para toda agrupación de rock en español que busque consagrarse en las grandes ligas. Prácticamente las bandas y solistas latinos y españoles más importantes han pasado, al menos en una ocasión, por alguna de sus ediciones. El listado es larguísimo, pero destacan nombres como: Café Tacvba, Caifanes, Molotov, Los Fabulosos Cadillacs, Gustavo Cerati, Los Auténticos Decadentes, Illya Kuryaki & The Valderramas, Julieta Venegas, Aterciopelados, Babasónicos, Los Bunkers, Miguel Ríos, Enanitos Verdes, Kinky, Enrique Bunbury, Carla Morrison y Zoé. Este año, el Vive Latino acaparó la atención más de lo acostumbrado, luego de que sus organizadores anunciaran que su jornada se extendería de tres a cuatro días, y en él participarían más de 100 agrupaciones repartidas en sus siete escenarios. El astro británico Morrissey sería el encargado de engalanar el inicio de las actividades en el Vive Latino hoy jueves, día en que sólo actuarían cuatro agrupaciones, incluyendo la banda del ex vocalista de The Smiths. Sin embargo, el miércoles 13 de marzo, a unas cuantas horas del inicio del festival, Morrissey anunció que no participará este año por problemas de salud, lo provocó la cancelación del primer día de actividades. Esa dinámica no es algo nuevo, pues ya en 2010 el festival aumentó su maratónica jornada musical cuando la ópera rock “Dr. Frankenstein”, del músico José Fors, marcó el inicio de un tercer día de actividades. “Este año estamos abriendo la posibilidad de extender el festival a cuatro días y lo que suceda en la edición 14 del Vive Latino nos servirá para saber si la gente acepta que el festival se prolongue o no. Si ya de por sí tres días es agotador, cuatro días requiere un mayor esfuerzo, pero los jóvenes se imponen y hasta el momento hemos tenido muy buena respuesta”, dice en entrevista Andrés Sánchez, promotor del festival. Aunque Sánchez admite que para la organización del mencionado festival no es una meta que este crezca en número de días año con año, confía en que en 2014, cuando el Vive Latino cumpla 15 años de vida, la jornada musical abarcará oficialmente cuatro días de música. “A lo largo de los años nos hemos adaptado a las propias exigencias del público y en esta edición mediremos si es posible extender el festival a cuatro días. En Argentina existe el Pepsi Music, que son tres días, y desde hace un año Coachella (en Indio, California) decidió hacer el festival durante dos fines de semana seguidos. El público es el que manda”, expone el promotor. Para Jordi Puig, el creador y director del Vive Latino, el festival ha sido un reflejo de la propia industria musical. “Hubo dos ediciones del Vive Latino menos exitosas, en 2003 y 2004, pero tampoco la industria del rock en español era muy sana, y entonces el festival mismo, que fue cuando lo redujimos a un día, tampoco podía crecer en contra de lo que dictaba la industria musical”, contó Jordi Puig, creador y director del Festival Vive Latino, en una entrevista con El Universal, realizada en 2009. Los estragos de la crisis que enfrentaba la industria del rock latino a finales de la década de 1990 y principios del nuevo siglo también llegaron al mencionado festival, cuyas ediciones de 1999 y 2002 no pudieron efectuarse a falta de agrupaciones lo suficientemente atractivas como para encabezar el Vive Latino. “Yo que llevo tantos años metido en el rock en español, reconozco que a lo mejor por ahí hubo un pequeño bajón, pero afortunadamente sólo fue un lapso, y hoy en día el rock en español está más vivo que nunca”, afirmó Puig.
[gallery link="file" columns="4"]
UN FESTIVAL “FOREVER LATINO”
En las principales avenidas de la Ciudad de México los espectaculares del Vive Latino acaparan la atención de propios y extraños. Además del logo de la autoría del artista Alejandro Magallanes, el cartel anuncia a las cuatro agrupaciones estelares en su 14a edición: los británicos Morrissey y Blur, la estadounidense Yeah Yeah Yeahs y la banda argentina Los Fabulosos Cadillacs. Semanas antes, cuando el cartel oficial del festival fue revelado, el público hizo del Vive Latino y el grupo Blur Trending Topic. Las opiniones eran de lo más variadas, decenas de tuiteros se mostraron ofendidos de que esa banda británica noventera debutara en los escenarios del mencionado festival. Otros simplemente lo celebraron. “Aunque el Vive Latino de Blur se vista, Vive Latino se queda”, escribió el usuario Angry Geek en su cuenta de Twitter. “Excepto Blur, Morrissey & Los Fabulosos Cadillacs las banditas a presentarse en el Vive Latino son “x” total… cuatro días de grupitos de relleno!”, escribió una usuaria de nombre Perla. El promotor Andrés Sánchez afirma que, aún cuando hay bandas angloparlantes invitadas, el festival mantiene su esencia como la máxima fiesta del rock en español. “Por supuesto que el Vive Latino sigue siendo latino. Nosotros le mandamos la lista de bandas a la gente de marketing de la cerveza Indio (el principal patrocinador del festival) y el logotipo que ese año se exhibirá y ellos se encargan de la publicidad, ellos eligen qué grupos destacarán. Este año la publicidad del Vive Latino es bastante buena, yo creo que se fueron por la novedad, finalmente Morrissey, Yeah Yeah Yeahs y Blur son bandas que nunca se han presentado en el Vive”, dice Sánchez. La jamaiquina The Wailers fue la primera banda angloparlante que se presentó en el Festival Vive Latino, en el año 2000. Cuatro años después lo hizo el grupo Ill Niño y The Mars Volta. La razón, según dijeron los organizadores en su momento, por la que dichas agrupaciones fueron invitadas a “la máxima fiesta del rock en español” radicó en que alguno de sus integrantes tenía orígenes latinos. “En el Vive Latino nuestra primicia inicial era que sólo fueran bandas que cantaran en español o si se trataba de una banda en inglés, que alguno de sus integrantes debía tener origen latino para que pudiera ser la escusa, pero con el paso de los años nos hemos adaptado a las peticiones y necesidades del público asistente”, plantea Sánchez. Flavio Cianciarulo, bajista de Los Fabulosos Cadillacs, una de las bandas consentidas del festival, destaca que la importancia del Vive Latino no sólo se debe a su magnitud, también a que los organizadores han hecho de este una gran fiesta multicultural. “Si bien es un privilegio para nosotros (Los Cadillacs) estar como headliners al lado de grupos tan grandes como Blur o Morrissey, como músico, espectador y público, me parece que la expansión y la visión que tienen los organizadores de no cerrarse a las posibilidades, es una oportunidad hermosa”, dice el bajista en entrevista. “El Vive Latino sigue siendo latino, forever latino”. “Yo celebro que el Vive Latino escucha las peticiones del público. En otros festivales el requerimiento pasa más por una cuestión de marketing, acá (en el Vive Latino) siempre hay una atención hacia lo que el público quiere escuchar”, comenta el músico argentino. La rapera española María “La Mala Rodríguez” también apoya que el festival abra sus puertas a la música en inglés. “El arte no ve idiomas, ni lugares. A mi me parece bien que el Vive Latino esté abierto a otras posibilidades. El festival, a sus 14 años, es y seguirá siendo del público mexicano este es el que manda, no hay más”. Para Diego Rangel, bajista y tecladista del grupo Porter, el auge del que gozaba el canal de videos MTV Latino durante las primeras ediciones del Vive Latino hizo que el festival se mantuviera fiel al concepto de ser una celebración única y exclusiva para el rock en español. “Creo que la decisión de ser más incluyentes en el Vive Latino radica en las propias peticiones del público, pero también en lo que dictan los medios de comunicación, llámense revistas, canales de videos, estaciones de radio y la TV, pero también los blogs dedicados a la música, sobre todo a los grupos independientes”, dice Rangel. Los integrantes de Los Daniels, que en esta edición debutarán en el escenario principal del festival, opinan que el hecho de que figuras consagradas como Morrissey o Blur funjan como estelares en el Vive Latino obliga a las bandas locales, y a las latinas invitadas, a ofrecer un show a la altura. “Como banda, debemos ver que México no lo es todo y eso vienen a reflejar precisamente Morrissey, los Yeah Yeah Yeahs y Blur. Me parece bien que la gente se acostumbre a disfrutar de este tipo de propuestas, y para nosotros como músicos, tener a este tipo de personajes nos obliga a ser más profesionales y a brindar un mejor show”, concluye el guitarrista René Lugo.]]>

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X