Uncategorized

Añoran playas gratuitas

Descuido y abandono El programa Vamos a la Playa fue inaugurado en el verano de 2007 como opción de entretenimiento para 80% de los capitalinos que, según las autoridades de entonces, no tenían recursos suficientes para salir del DF en vacaciones. En un inicio, la inversión para las cuatro primeras playas fue de dos millones de pesos, según datos del GDF en ese entonces. Cada año se fueron sumando espacios y atracciones como golfito, bungee , voleibol, toboganes, estanques de arena, palapas, chapoteaderos, regaderas, zonas para ejercitarse y clases de baile. También se ofrecían diversos programas de salud. Ayer, en un recorrido por el deportivo Casa Popular, en Magdalena Contreras, Pamela Olivo consideró que la ausencia de playas “es algo malo pues la gente que venía ya no va a tener a dónde ir porque está muy fea la crisis y era el único lugar accesible”. En la Villa Olímpica, una de las primeras que se instalaron, Fernando y su hermano Emiliano llegaron desde la colonia Lomas de Padierna a buscar la diversión, pero sólo encontraron las rejas cerradas. “Está mal (que no haya playas) porque así nos divertíamos más”, lamentaron los pequeños. La decepción fue mayor para los asistentes al Bosque de Tláhuac: “Va a ser feo porque venía mucha gente. Además ya el bosque lo están dejando que se muera, está muy seco, lleno de niños mariguaneándose”, dijo Andrea Muñoz. En la playa de San Miguel Teotongo, en Iztapalapa, Josué pasó con sus amigos y un balón de basquetbol, al lado de las instalaciones enrejadas: “Está mal porque nada más alborotaron a la gente, y ya no cumplieron. Yo digo que era mejor los parques y playas que estaban, había más espacio para jugar”. La playa del deportivo Vida Sana Rosario Iglesias no fue posible verlas porque el Instituto del Deporte del DF no permitió el acceso. http://www.eluniversal.com.mx/ciudad/116068.html]]>

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X