Uncategorized

«Balcanización» afecta a cárteles en México

Durante el año 2012 los cárteles mexicanos vivieron un fenómeno de intensa fragmentación, con el surgimiento y empoderamiento de grupos más compactos que pelean ferozmente por el control de territorios muy pequeños, pero que son claves en el negocio del tráfico de drogas en el país.

Esta «balcanización» en las esferas del crimen organizado, como la llama la consultora en materia de seguridad Stratfor, representa nuevos retos regionales para los capos de la droga, que ante esta tendencia se ven forzados a trabajar en coordinación con estos grupos o en su defecto abrir nuevos frentes de guerra para combatirlos.

Por ejemplo, el cártel de Sinaloa vio disminuidos sus activos cuando vivió la escisión de las organizaciones lideradas por los hermanos Beltrán Leyva e Ignacio «Nacho» Coronel, mientras que Los Zetas son en sí un grupo escindido del cártel del Golfo.

Sin embargo, los retos importantes para las dos organizaciones criminales más grandes del país se prevén para este 2013, considera un reporte trimestral de Stratfor sobre el panorama de los cárteles de la droga en México.

Uno de los cárteles que ejemplifica de mejor manera este fenómeno es el de los Beltrán Leyva, que ha dado a luz a un abanico de grupos autónomos y en ocasiones conflictivos que controlan zonas geográficas muy específicas y pelean entre sí en batallas que están completamente aisladas de la guerra entre Los Zetas y la Federación de Sinaloa.

Algunos de estos grupos son el Cártel Independiente de Acapulco, que tiene su nicho en el puerto guerrerense, así como Los Rojos y Guerreros Unidos, que operan principalmente en el estado de Morelos.

Un caso similar ha ocurrido en el estado de Tamaulipas con el cártel del Golfo, que tras la muerte de Ezequiel Cárdenas Guillén «Tony Tormenta» se vio dividido en dos grupos que se disputaban el control de la organización:Los Rojos y Los Metros.

El reporte de Stratfor prevé que esta fragmentación al interior de los grupos criminales que operan en el país continuará pro lo menos durante los próximos años.

Los retos para «El Chapo»

Varios grupos regionales continúan poniendo en entredicho el liderazgo del cártel de Sinaloa en la zona poniente de Chihuahua, el norte de Sinaloa, el norte de Sonora y el estado de Jalisco.

La violencia interna entre cárteles en las regiones montañosas de Chihuahua sigue estado presente al tiempo que los hombres de Joaquín Guzmán Loera luchan contra La Línea por el control de las rutas de tráfico y las áreas de cultivo en la zona. ¨

Por otro lado, el grupo conocido como Los Mazatlecos han mantenido el control sobre las plazas en el norte del estado de Sinaloa, como ocurre en Los Mochis y Guasave; sin embargo, son constantes sus incursiones violentas en ciudades del sur como Mazatlán, Concordia y Rosario, siempre contando con el apoyo de Los Zetas.

El análisis Stratfor pone especial énfasis en el peligro que representa el cártel de Jalisco Nueva Generación, que tras ser aliado del cártel de Sinaloa, se ha independizado financiera y operativamente, y realiza ofensivas en todo el estado contra aliados de «El Chapo» como Los Coroneles, los Caballeros Templarios y el cártel del Golfo.

Área de influencia de los cárteles en el 2013

 

http://www.eluniversal.com.mx/notas/917735.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X