DESTACADOS

Bernardina Lara Argüelles: “Quieren hacer y deshacer sin que nadie les diga nada”

Por Victoriano Martínez

Si algo ha puesto en riesgo la actitud de repudio a los burócratas por parte del gobernador Ricardo Gallardo Cardona y sus principales funcionarios, son los derechos de los trabajadores, con algunos casos de perjuicios que abiertamente violan diversas leyes, desde despidos injustificados hasta la denostación pública que afecta a un sector importante de la clase trabajadora.

Bernardina Lara Argüelles, secretaria general del Sindicato Único de Trabajadores al Servicio del Gobierno del Estado (SUTSGE), lo tiene muy claro, al igual que sus representados, al grado de que bastaron los primeros diez días de los embates del nuevo gobierno para que adoptaran medidas de presión como el plantón instalado frente al Palacio de Gobierno.

“Nosotros hemos sido agredidos desde que ellos llegan y estamos ahí por falta de atención porque no podemos estar viendo que se viole la ley y se perjudique a los trabajadores sin hacer nada”, expresó Lara Argüelles.

La lideresa sindical consideró no hay ninguna necesidad de que Gallardo Cardona viole la ley con actitudes públicas en las que trata de denostar a los trabajadores, y pretender descalificarlos al hablar de 250 aviadores, pero sin presentar quiénes son y qué medidas se tomarán.

Lamentó la actitud contradictoria del mandatario en la que se muestra que le gusta ser cercano a la gente pero no quiere ser cercano a los trabajadores y exhibe que siente “tanto rencor por nosotros”. Indicó que han notado un trato diferenciado con medidas anunciadas por el gobernador que, en los hechos, no pone en práctica.

“Dijo que no iba a dejar a los funcionarios que estaba basificando la administración anterior, y a esos no los ha tocado, esos ahí están”, mencionó, “tenemos una lista de personal sindicalizado y estamos demandando que no procedan (las basificaciones de funcionarios, que han detectado alrededor de 15)”.

Nina estimó necesario que Gallardo Cardona y sus funcionarios entiendan de los trabajadores no pueden quejarse, porque cuando se les asigna una tarea o un trabajo lo hacen, además de que no pueden hablar de los burócratas si no conocen su trabajo, como han exhibido muchos de los directores que llegan a las dependencias, incluso sin nombramientos.

“Deben entender que nosotros trabajamos, pero que ellos tienen que tener buenos directores”, resumió para enseguida explicar que los burócratas siempre cumplen con las instrucciones que les dan sus superiores y si éstos son muy capaces, se logra destacar en el área gubernamental de que se trate. “Los resultados dependen del equipo que lleguen a hacer con los trabajadores”, dijo.

“Quién sabe cómo nos vaya a ir. Ellos dicen que quieren cambiar el gobierno, pero deberían de cambiarlo para bien, para bien, no engañar a la ciudadanía. Sí, la ciudadanía tiene una mala imagen del trabajador de gobierno es porque el mismo gobierno ha hecho esa mala imagen”, comentó.

Consideró incomprensible que hablen de un cambio en el gobierno, cuando no han sido capaces de exponerlo y explicarlo, en tanto que lo que se puede observar es que aún no entienden el cargo en el que se encuentran parados y pretenden manejar la administración estatal como acostumbraron hacerlo en los municipios, con ilegales reducciones salariales y despidos injustificados.

Opinó que la incomprensión que muestran sobre el papel que les corresponde al frente del Ejecutivo se refleja incluso en el comportamiento y el lenguaje que utiliza el propio Gallardo Cardona, quien se esfuerza por ponerlos en mal ante la ciudadanía, incluso con palabras altisonantes y expresiones inapropiadas.

“Bueno, creo que hasta el Chiquilín (Rafael Aguilar Fuentes, director del Archivo Histórico) ya entendió. Su comportamiento cuando sale a los medios ya no es groserías, maldiciones, él entendió que se debe comportar como funcionario”, ejemplificó.

“Ya no puede manejarse como que anda en campaña”, señaló sobre las posturas de Gallardo Cardona. “Y yo entiendo que él quiera brillar, pero no debe de brillar, como luego dicen en la Huasteca, a costillas de los trabajadores”.

Aceptó que pudieran traer buenas ideas de trabajo, pero lo primero que tendrían que hacer es aterrizarlas a partir de la realidad, que involucra el cumplimiento de las disposiciones legales, y no denostando a los trabajadores que deberían ser sus aliados y trabajar en equipo, en lugar de buscar echarles la ciudadanía encima.

Mencionó que no sólo los burócratas de la administración central se han visto afectados por las actitudes de los nuevos funcionarios, sino también los del magisterio.

Consideró incomprensible que Gallardo Cardona y su equipo estén dirimiendo las cuestiones laborales con pronunciamientos en la prensa. “Que les gusta el show, que se vayan a verlo a otro lado, pero ¿para qué hacerlo?”, expresó.

Nina informó que envió dos oficial a Gallardo Cardona para pedir la reinstalación de los trabajadores que ya contaban con acuerdo para darles la base y para pedirle información sobre las dependencias que se pretenden descentralizar hacia los municipios, de las que se han mencionado la Secretaría de Turismo a Ciudad Valles y la de Agricultura a Rioverde.

Señaló que tanto el sindicato como los trabajadores tienen derecho a que se les informe sobre esas determinaciones, además de que es el trabajador quien tiene la decisión de irse o no y, en su caso, ser reubicado a otra dependencia para mantener su lugar de residencia porque la ley señala la inamovilidad de los trabajadores dentro y fuera de la dependencia.

Lara Argüelles señaló que Gallardo Cardona y sus funcionarios no están cumpliendo con su trabajo porque su trabajo es respetar a sus subalternos y coordinar las actividades, y sus faltas han obligado a que se les pida, tanto por escrito como con la manifestación pública, que respeten la ley y los acuerdos laborales.

“Nosotros esperamos que reaccionen y por lo menos que le den una hojeada a la Ley”, dijo. “Somos un sindicato combativo cuando hay necesidad de serlo. Gran parte de mi vida he sido sindicalista y la verdad es que a fin de cuentas cumplo con mi trabajo, aquí todos cumplimos con nuestro trabajo. Trabajamos y siempre actuamos con base al derecho y la razón”.

Señaló que con gobiernos anteriores se han visto también en la necesidad de realizar plantones, pero en un contexto de negociaciones en las que “tenían que pagarnos algo, éste está peleando por nada”.

Expuso que lo que han notado a lo largo de más de seis sexenios es que otros gobiernos metían gente a partir de los dos años de iniciado el periodo gubernamental. “Estos vienen desesperados por meter a su gente”, dijo.

ASTROLABIO DIARIO DIGITAL

X