MÉXICO

Cuidado con los mosquitos en panteones: recomendaciones de salud para Día de Muertos

Los festejos de Día de Muertos en todo México incluyen distintas tradiciones, entre ellas, las familias acuden a panteones a visitar a sus seres queridos que han fallecido.

Las familias mexicanas llevan adornos y flores a los cementerios para decorar y rendir homenaje a sus difuntos los días 1 y 2 de noviembre.

Ante ello, las secretarías de Salud estatales han informado sobre recomendaciones de salud y cuidado al visitar panteones en estas épocas ante la presencia de mosquitos transmisores de enfermedades como dengue, zika y chikungunya.

La Secrertaría de Salud del Estado de México recuerda que en los floreros se acumula agua, lo cual puede contribuir a la proliferación de mosquitos transmisores de enfermedades.

Por ello, se recomienda que en los panteones haya floreros y macetas que tengan desagüe.

Es mejor si los contenedores con flores son rellenados con tierra o arena que solo con agua, señala la Secretaría de Salud de San Luis Potosí.

Otra recomendación para dejar flores en los cementerios es usar plantas artificiales o que sean naturales y plantadas en tierra.

Además, la dependencia potosina recomienda desyerbar los alrededores de las tumbas puede ayudar a disminuir la presencia de mosquitos.

Y en Morelos, las autoridades de salubridad se han dedicado en estos últimos días a sanitizar más de 100 panteones con el fin de eliminar botes, latas y otros objetos que puedan ser criaderos de mosquitos transmisores de dengue, zika y chikungunya. Además, se aplicó larvicida en los depósitos de agua como tanques.

Otras recomendaciones para cuidarte en los cementerios

Las personas que acuden a los panteones deben procurar utilizar protector solar, o utilizar gorras y sombreros que les cubran del sol

Si velan por las noches, se recomienda utilizar ropa abrigadora y de manga larga, señala la Secretaría de Salud del Edomex.

¿Qué enfermedades me puede transmitir un mosquito si me pica?

De acuerdo con la Organización Panamericana de la Salud (OPS), los mosquitos pueden ocasionar las siguientes enfermedades, las cuales ponen en riesgo la salud de una de cada dos personas en América:

  • Dengue: enfermedad transmitida por la picadura de un mosquito infectado. Esta enfermedad puede evolucionar a formas graves, caracterizada principalmente por choque, dificultad respiratoria o daño grave de órganos, según la OPS.
  • Chikungunya: enfermedad vírica transmitida por mosquitos infectados.
  • Zika: El virus del Zika es transmitido por el mosquito Aedes, al igual que el dengue. Los síntomas son fiebre leve, erupción cutánea, conjuntivitis, dolor muscular y articular, malestar o dolor de cabeza.

Algunas otras enfermedades transmitidas por mosquitos, según la OPS, son:

  • Fiebre amarilla: enfermedad vírica aguda, hemorrágica transmitida por la picadura de un mosquito infectado. Muchos casos son asintomáticos.
  • Filariasis linfática: infección parasitaria producida por pequeños gusanos, transmitidos por mosquitos, de acuerdo con la OMS, puede causar daños causan en el sistema linfático y los riñones, además de alterar el sistema inmunitario.
  • Oncocercosis o ceguera de los ríos: Es una enfermedad transmitida por la picadura de moscas negras infectadas. Los síntomas están provocados por las microfilarias, que se desplazan por el cuerpo humano en el tejido subcutáneo y desencadenan respuestas inflamatorias intensas cuando mueren.
  • Virus del Nilo Occidental: se transmite a las personas principalmente por la picadura de mosquitos infectados y puede causar una enfermedad mortal del sistema nervioso.
  • Malaria: escausada por un parásito Plasmodium transmitida por la picadura de un mosquito anófeles infectado. El paludismo puede evolucionar a un cuadro clínico grave y causar la muerte en 24 horas.
  • Chagas: enfermedad parasitaria causada por el parásito T. cruzi y transmitida principalmente por las heces de insectos y puede provocar la muerte.
  • Leishmaniasis: enfermedad causada por un protozoo parásito del género Leishmania, transmitida por la picadura de flebótomos.

El Financiero

X