DESTACADOS

Denuncian Bernardina Lara y Francisca Reséndiz despidos masivos e ilegales de burócratas

El Sindicato Único de Trabajadores al Servicio del Gobierno del Estado (SUTSGE) acusó a la Oficialía Mayor del Gobierno del Estado de realizar un despido masivo e ilegal de burócratas, buscando acomodar a personal cercano en los cargos administrativos y de direcciones que quedan desocupadas. El sindicato definió la situación como un «caos laboral».

En un comunicado, la lideresa del sindicato, Bernardina Lara Argüelles, indicó que a siete días de haber asumido funciones el gobierno de Ricardo Gallardo Cardona, la Oficialía Mayor «viola la ley de los trabajadores, al enviar personas como directores o administrativos a las oficinas del Ejecutivo y a las descentralizadas sin nombramientos».

Aseguró que por esta vía, están llegando personas a ostentar cargos, aún cuando no pueden tomar decisiones.

Al mismo tiempo, señala que estas personas le dicen al personal de contrato que ya no se presenten a laborar, por lo que incurren en un despido injustificado.

«El despido de estos trabajadores es para contratar nuevo personal, ya que cientos están acudiendo a las dependencias dejando su currículum vitae. Es totalmente irracional correr a trabajadores argumentando que estos le sobran, y a su vez pretender contratar a su gente», señala el comunicado.

También denunció que algunos trabajadores han reportado que la nueva contralora general del Estado, la guanajuatense Lilia Villafuerte Zavala, despidió a los contralores internos de las dependencias, por lo tanto no hay quien levante las actas de estos procedimientos, incluso en la misma Oficialía Mayor, no ha existido una entrega recepción concluida.

«Todos los días nos estamos enfrentando con actitudes de rigidez, prepotencia y abuso de autoridad contra los trabajadores, al negarles derechos como vacaciones que les corresponden y permisos económicos que la ley otorga», señala el boletín.

El boletín concluye que «esta es la primera vez que tenemos un cambio de administración tan complicado y confuso».Aparte, en una rueda de prensa, Francisca Reséndiz Lara, presidenta de la Asociación Movimiento por San Luis, dijo que desde el pasado día 26, el Gobierno del Estado ha despedido alrededor de 80 trabajadores de diferentes dependencias, algunos de los cuales ya alcanzaban los años para obtener la base. Explicó que al principio de la administración fueron despedidos alrededor de 55 trabajadores y este martes amanecieron con otros 25 nuevos despidos.Citó como ejemplo, algunos trabajadores que fueron notificados del cese de sus funciones en el Centro de Coordinación, Control, Comando, Comunicaciones, Cómputo, Información e Inteligencia (C5i2).También reportan que hay trabajadores despedidos en el Supremo Tribunal de Justicia del Estado, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes del Estado, la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, la Secretaría General de Gobierno, Comunicación Social, la Secretaría de Desarrollo Social y Regional, el Instituto Potosino del Deporte y el Registro Civil.Explicó que la mayoría los trabajadores y trabajadoras, ya reunían requisitos para obtener una base laboral, pero el propio gobierno los dejó fuera de la jugada, a pesar de que se trataba de personas que por lo general eran perfiles laborales eficientes.

Pulso / Martín Rodríguez

X