DESTACADOS

El médico acusado, mantiene su cargo

El doctor Julio César N., presuntamente también ejercía violencia obstétrica en contra de pacientes que se atendían en el piso A, en el área de Ginecología del Hospital General de Zona (HGZ) 1 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

A pesar de ello, el IMSS informó que Julio César N., no será separado de su cargo durante la investigación, pero que no podrá tener contacto con estudiantes ni internos.

Uno de los testimonios refiere que el médico dilató el cérvix de una paciente de 16 años con su mano, lo cual le causó un dolor agudo: “la paciente gritaba de dolor, no era dolor de trabajo de parto, sino de sufrimiento”.

Señalan que regañaba a las pacientes por gritar, con frases como: “pero cuando te lo estaban haciendo no gritabas”.

Presuntamente también cuestionaba sobre su vida sexual de una forma agresiva a las pacientes o las denigraba por su físico, detalla otro testimonio de una mujer, quien agrega que cuando le realizaba el examen físico para la prueba de papanicolaou, la tocó de una forma tosca.

Desde diciembre de 2021, las autoridades del HGZ 1 del IMSS tenían conocimiento de las prácticas de acoso y hostigamiento del médico, pues recibieron una denuncia en forma de carta de una de las pasantes, la cual fue firmada por varias de sus compañeras.

En la carta, la pasante describe cómo la acosó incluso frente a las pacientes, realizando insinuaciones sexuales, tocándola sin su consentimiento, invadiendo su espacio personal, pero además relata que también las humillaba, juzgándolas por su ropa, posición económica y denostando sus conocimientos y capacidades.

“Mejor regrésate a tu casa y dedícate a poner uñas”, era una de las frases que les decía a las internas.

Pulso

X