DESTACADOS

Exempleados del Ayuntamiento capitalino denuncian despidos injustificados

María Ruiz

Alrededor de 250 empleados del Ayuntamiento capitalino fueron despedidos de manera injustificada a finales del año pasado, así lo refirió en rueda de prensa, Mónica Belloc Torres, una de las ex servidoras públicas afectadas.

De igual forma, denunció junto a sus otros tres compañeros, Juan Pérez Alonso, Laura Quintana y Antonio Sánchez, que ni sus jefes directos ni el alcalde Enrique Galindo Ceballos les dieron razón del porqué fueron rescindidos de sus servicios.

“Hacemos un llamado al alcalde municipal, Enrique Galindo Ceballos, para que aclare los despidos injustificados que ha realizado durante su administración. Están perjudicando nuestros derechos laborales y sobre todo el ingreso económico de nuestras familias”, señalaron.

En este sentido, recalcaron que el edil ha violentado sus derechos humanos como personas y trabajadores, y que este accionar solo remarca el historial que le persigue, en dónde en más de una ocasión —según lo mencionado por los exempleados— ha vulnerado las garantías individuales de las y los ciudadanos.

“Exhortamos al alcalde a tener sensibilidad hacia nuestras demandas, que nos dé una solución, porque tenemos ese derecho laboral, ya que hasta el último día de nuestras labores cumplimos cabalmente con nuestro trabajo”, expusieron.

Aunado a ello, remarcaron que se trata de despidos a empleados basificados, por contrato y personal con más de 15 años de servicio dentro del Ayuntamiento.

“Son demasiados despidos injustificados, pues hasta el día de hoy no nos han dado razón por la cual se tomó esta decisión, en la cual no percibimos siquiera un finiquito”, manifestaron.

Refirieron, además, que actualmente se lleva a cabo el proceso de entre 200 y 150 demandas laborales en contra del Gobierno Municipal.

En este sentido, subrayaron que el subsanar el daño que les han ocasionado como exempleados de esta administración será un costo que, lamentablemente, deberá pagar la ciudadanía.

“El alza de predial, de infracciones de tránsito y todos los impuestos que han aumentado, es de donde sacarán para poder liquidar a los empleados. Estamos hablando de entre cuatro y cinco millones de pesos”, apuntaron.

Por último, enfatizaron que se trata de una “cacería de brujas” en contra de todos los empleados pertenecientes a la administración municipal pasada, pues desde el inicio, a las y los empleados del trienio anterior se les impidió realizar parte de sus labores y ejercer por completo sus funciones.

“El alcalde Galindo Ceballos no ha querido darnos la cara y hoy pone de pretexto su supuesto contagio. Lo conminamos a que envíe a alguien en su representación para resolver esta situación”, indicaron.

X