Uncategorized

“Extraterrestres" descubren a los abusadores

La ciudad de “Antenópolis” Esta mañana, Gabriel accede. Entra a la cabina donde está solo, comienza a hablar con Dulas y después de permanecer aproximadamente 30 minutos en cabina, el menor revela al personaje animado que sus agresores fueron sus primos mayores. Da sus nombres y explica al muñeco virtual —con el que habla a través de un monitor— cómo ocurrieron los hechos. Dice que sus primos lo amenazaron con hacerle lo mismo a su familia si revelaba lo ocurrido. Del otro lado de la cabina una sicóloga clínica interactúa con Gabriel a través de una pantalla y la voz de Dulas. El niño es monitoreado a través de un circuito cerrado de audio y video. El trabajo se realiza a través de una cámara Hessel, operada específicamente por sicoterapeutas en tiempo real. “Este método permite obtener mayor información de las vivencias del niño para investigar hechos posiblemente constitutivos de delitos, y con esta técnica se logra que el personaje se convierta en el amigo y confidente de un pequeño que sufre”, explica Julia Borbolla, sicóloga clínica y autora del proyecto Antenas por los Niños, que surgió en 2009 y que hoy se aplica en nueve instituciones del país. “En otros estados de la República, los niños deben presentar declaración ante el Ministerio Público, son careados con el agresor, pueden ser presionados, temen represalias y niegan que haya sucedido algún abuso, lo que favorece la impunidad. Con esta herramienta evitamos la revictimización del niño”, agrega. Actualmente, Bona está en el Hospital Infantil Federico Gómez; Antenas en el Hospital Pediátrico de Iztapalapa; Dulas en el Hospital Pediátrico de Tacubaya para niños quemados; Soldi se utiliza en una unidad móvil que atiende estancias infantiles; Tuzi en la Casa de la Niña, dependiente del sistema DIF Hidalgo; Kiobit en la Casa para la Amistad para Niños con Cáncer; Bompi en La Estación, Centro de Atención Integral para la Cultura de la Discapacidad, en Morelia, Michoacán, y Bosty es el personaje que está en la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF). Todos estos personajes habitan en Antenópolis, desconocen absolutamente todo sobre el planeta Tierra y son los niños quienes le explican al personaje animado cómo ocurren las cosas en él. En días recientes, Gabriel aceptó regresar a sus terapias, siempre y cuando Dulas lo acompañe a las tinas de hidroterapia para que se le regenere la piel. El nosocomio ha acordado que así sea. Aceptación del proyecto En la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) se logró que la declaración ministerial hecha por los menores de edad ante el personaje interactivo desarrollado por Antenas por los Niños tenga pleno valor probatorio. Al respecto, la dependencia, atendiendo a los principios rectores de protección a los derechos de la niñez, así como el de velar por el interés superior de las niñas y niños, garantizando de manera plena sus prerrogativas, ha incorporado los avances tecnológicos para facilitar la investigación y persecución de los delitos, así como la toma de declaración ante el Ministerio Público, además de prestar asistencia sicológica a los menores cuando el caso lo requiera”, comenta Juana Camila Bautista Rebollar, fiscal central de Investigación para la Atención de Delitos Sexuales de la PGJDF. “No todos los delitos que se cometen hacia las niñas, niños o adolescentes son de realización oculta. Sin embargo, la declaración del menor es primordial cuando sufre una agresión o conducta tipificada en la ley como delito, y los únicos testigos son ellos mismos. De ahí la gran importancia de recurrir a herramientas tecnológicas para realizar la toma de declaración con mayor eficacia”, agrega la funcionaria. En la PGJDF este programa es utilizado en la Fiscalía Central de Investigación para la Atención de Niños, Niñas y Adolescentes; en la Fiscalía Central de Investigación para la Atención de Delitos Sexuales; en la fiscalía de Procesos de lo Familiar y en la Dirección General de Atención a Víctimas del Delito. Para Alicia Erika Molina Carranza, Ministerio Público de la Agencia FDS-6 de la Fiscalía de Delitos Sexuales de la PGJDF, “los padres de familia manifiestan frecuentemente el temor de que sus hijos sean sometidos a procesos largos y desgastantes frente al Ministerio Público, que finalmente es para ellos una persona desconocida”. En contraste, “el personaje Bosti nos ha ayudado a que la estancia de los niños al acudir a la PGJDF no sea tan agresiva para ellos por su edad; y a la vez nos permite atender la función que tenemos como Ministerios Públicos investigadores. Con esta nueva forma de tomar declaraciones reducimos significativamente la ansiedad en los niños víctimas, y el de sus familias, ante una declaración o proceso ministerial”, explica. Bosty podrá utilizarse cuando aparezcan nuevos elementos en la indagatoria que requieran de una ampliación de declaración, sin que ello represente revictimizar a la niña, niño o adolescente, es decir, agudizar el sufrimiento de la víctima”, concluye Molina Carranza.   http://www.eluniversal.com.mx/]]>

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X