DESTACADOS

Hasta 45 años en prisión podría pasar Cayeyo Jr.

Angélica Campillo

Eduardo N., alias Cayeyo Jr., quien está acusado por el homicidio calificado con ventaja y traición cometido en contra de Eugenio N., en hechos ocurridos la madrugada del 5 de mayo del año 2017 dentro del fraccionamiento Campestre en la capital potosina podría ser condenado a 45 años de prisión, según se dio a conocer en la audiencia de juicio oral.

Este lunes 22 de abril, se celebró la audiencia de juicio oral en la sala 6 de los juzgados penales en contra del imputado, Eduardo N. y, aunque estaba programada a las 2:30 de la tarde, comenzó a las 3 de la tarde y se prolongó hasta la madrugada del 23 de abril debido a que en el transcurso de la misma, la defensa promovió diversas incidencias en las que alegó que existieron inconsistencias en el proceso.

Cabe destacar que la 1:30 de la tarde llegó a los juzgados penales el director de la Policía Ministerial, José Guadalupe Castillo Celestino, y minutos más tarde se presentó en el lugar el fiscal General del Estado (FGE), Federico Garza Herrera, mismos que, según los primeros reportes luego del crimen, fueron los primeros en tener contacto con el imputado, además de que el fiscal tenía una relación cercana tanto con la víctima como con el Cayeyo Jr.

En breve entrevista antes de entrar a la sala de juicios orales, Garza Herrera, declaró que había acudido a la audiencia en cumplimiento de su deber. Alrededor de las 8:30 de la noche de ayer, el fiscal abandonó las instalaciones de los juzgados penales, luego de haber permanecido durante casi 7 horas.

Antes de que iniciara la audiencia, Alfredo López Montante, en representación de la víctima pidió que la audiencia fuera privada, es decir, sin los medios de comunicación presentes, pero esto fue rechazado por el juez Juan David Ramos.

Posteriormente, la defensa presentó una incidencia en desacuerdo porque el representante legal de la víctima es su hermano y no su mamá, ya que inicialmente era su papá quien lo representaba, pero falleció hace unos meses, no obstante, este recurso no fue admitido por el juez.

Asimismo, los abogados defensores de Cayeyo Jr., solicitaron al juez que se volviera a la etapa de investigación ya que argumentaron que hubo diversas inconsistencias en el proceso, pero el juzgador determinó que no les asistía la razón, por lo que no se reabrirá ni repondrá el proceso.

Luego de ello se nombraron a los testigos que se presentarán a declarar en una serie de audiencias que comenzarán este martes 23 de abril a las 15:30 horas, entre los que se encuentra el fiscal general del Estado, Federico Garza Herrera, el director de la Policía Ministerial, José Guadalupe Castillo Celestino, así como amigos de ambos jóvenes y expertos que han participado en la investigación, que en total suman más de 30.

En la siguiente etapa del juicio oral los defensores del acusado presentaron tres incidencias con las que se buscaba que se reclasificara el delito para que solo se le juzgue por Homicidio Calificado; que el cateo realizado al domicilio donde se cometió el crimen se considerara ilícito, ya que no se citó a la defensa para que estuviera presente y como tal esto genera actos de investigación que se convierten en irreproducibles y no dan certeza; así como la nulidad en química forense realizada al cadáver de la víctima porque al no haber notificado a la defensa de esta prueba, y tener el carácter de irreproducible, se argumentó que se violaron los derechos del imputado.

La defensa del imputado refirió que todo ello genera violaciones a los Derechos Humanos del indiciado porque lo dejan en un estado de indefensión, y no hay legalidad del debido proceso ni seguridad jurídica. En este contexto, si bien las tres incidencias no fueron admitidas por el juez, la última será valorada durante el desarrollo de las jornadas en que los testigos serán llamados a comparecer.

De acuerdo al juez, la acusación que será objeto del juicio es que la madrugada del 5 de mayo del año 2017, entre las 4 y las 6 horas, Eduardo N., se encontraba en compañía de Eugenio N., en el domicilio del primero, localizado en el Fraccionamiento Campestre de esta ciudad, y estando en la cocina, el imputado sacó un arma de fuego calibre .32 apuntó hacia el rostro de la víctima, logrando dispararle en una ocasión en el ala nasal izquierda, y éste posteriormente cayó al piso y falleció a causa de laceración encefálica por proyectil de arma de fuego.

Cabe recordar que, ante el hecho, el acusado llamó al teléfono de emergencias 9-1-1 para reportar el suceso, y luego de ello acudió a solicitar ayuda y confesar la situación al entonces Procurador General del Estado, ahora fiscal, Federico Garza Herrera, mismo que una vez que tuvo conocimiento del tema se comunicó con el director de la Policía Ministerial del Estado, José Guadalupe Castillo Celestino para que atendiera el caso.

Al finalizar el juicio oral, la FGE busca lograr una sentencia por homicidio calificado con el grado de ventaja y traición para el Cayeyo Jr., para la cual se podría fijar una pena de hasta 45 años de prisión, se le impondría una sanción pecuniaria de 4 mil 500 Unidades de Medida y Actualización (umas), además del pago de reparación del daño por 226 mil 470 pesos, más 18 mil 117.06 pesos por gastos funerarios, así como la suspensión de sus derechos políticos durante el tiempo que se encuentre en prisión.

Por otra parte, los abogados defensores del Cayeyo Jr,, luego de escuchar la pena que podría alcanzar su cliente aseveraron que toda la carpeta de investigación está manipulada y plagada de mentiras, ya que argumentaron que ambos jóvenes no eran amigos entrañables desde la infancia, ni había un lazo fuerte de amistad como se ha comentado; además, aseguraron que una de las peritos no cuenta con título, por lo que consideraron que no era apta para desempeñar las funciones que le encomendaron en el caso; asimismo, señalaron que el arma de fuego a la que le hicieron las pruebas no es la misma con la que se cometió el ilícito y aseveraron que se modificó la escena del crimen. Ante ello solicitaron que al término de las audiencias se dicte la sentencia acorde al caso, la cual, a su parecer, tendría que ser de entre 4 y 8 años de prisión para el imputado.

Con información de: Astrolabio Diario Digital

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X