Uncategorized

Fuerte sequía y una dosis de negligencia oficial, ponen en riesgo a SLP

ZONA DE EMERGENCIA El pasado fin de semana, mientras el Alcalde de Ciudad Valles estaba ausente, el Gobernador de San Luis Potosí, Fernando Toranzo Fernández, declaró zona de contingencia ambiental al municipio, tras el desastre ocasionado por los incendios. Asimismo pidió cancelar todo tipo de actividades deportivas, religiosas y culturales por las siguientes 24 horas. Esa mañana, Toranzo Fernández solicitó al secretario de Gobernación Miguel Ángel Osorio Chong la declaratoria de zona de emergencia en San Luis Potosí, luego de la serie de incendios que afectaron la zona urbana. El Consejo Estatal de Protección Civil aseguró que había 27 municipios en riesgo de sufrir daños por incendios, y se precisó que Lagunillas Santa Catarina y Ciudad Valles concentran la mayor gravedad.   APARENTE CALMA El lunes, el Gobernador Toranzo dijo que los incendios registrados eran 13, pero que ya se encontraban controlados. Los municipios más afectados hasta entonces eran Ciudad Valles, Lagunillas, Santa Catarina, Ríoverde, Tamasopo y Tamazunchale, con una extensión de 3 mil 797 hectáreas. Y confirmó la muerte de una mujer por intoxicación con monóxido de carbono. Entre las afectaciones también informó de 24 casas dañadas por el fuego, de las cuales 20 están ubicadas en Ciudad Valles y cuatro en el municipio de Lagunillas. Además el mandatario potosino indicó que 392 personas fueron llevadas a un albergue en el municipio de Lagunillas, 292 en Santa Catarina, 13 en Tamazunchale y 12 más en Valles. Agregó que se prestaron 337 atenciones médicas, de las cuales se pudo detectar ocho casos graves de afectaciones en las vías respiratorias por inhalar humo. Agregó que al momento participan 965 brigadistas, utilizando 102 vehículos en el combate a los incendios, así como tres helicópteros.   LA ALERTA La Comisión Nacional Foresal (Conafor) advirtió, desde enero de este año, que sería un año difícil para San Luis Potosí debido a los incendios. Nadie se imaginaba la magnitud de la advertencia. Hasta que, según sus mismas cifras, de los 53 mil 500 hectáreas afectadas en el país al 25 de marzo, se le sumó cerca del 10% adicional sólo en San Luis Potosí, en la última semana. La cifra más alta en los primeros meses del año desde 1998, cuando el fenómeno climatológico conocido como El Niño contribuyó a que en tres meses ardieran 98 mil hectáreas. “La sequía en el 2012, además de las bajas temperaturas que se han registrado en el estado, generarán las condiciones para que haya un alto nivel de material combustible en el campo”, dijo el director de Protección Civil estatal, Gerardo Cabrera Olivo, a principios de año. El funcionario explicó que los meses más complicados en materia de incendios forestales serían marzo y abril, debido a los fuertes vientos. Por lo que urgió a dependencias de los tres niveles de gobierno poner en marcha un operativo. Cabrera Olivo detalló que del 1 de enero al 22 de noviembre del 2012, en San Luis Potosí se presentaron 32 incendios que afectaron un total de 426.11 hectáreas, de las cuales 112.68 fueron de pastizales, 29 de renuevo y 284.23 de arbusto y matorrales.   UN NUEVO INCENDIO Apenas había declarado la Coordinación General de Protección Civil de la Secretaría de Gobernación (Segob) zona de emergencia para cuatro municipios de San Luis Potosí, cuando dos días después se originó un nuevo incendio. El sobrevuelo de la Sierra de San Miguelito confirmó que el incendio comenzado en la zona se había expandido. El director de Protección Civil del Estado, Gerardo Cabrera Olivo anunció que las dependencias locales iniciaron los trámites para que la Secretaría de la Defensa Nacional aplique el denominado Plan DN-III en la zona. Explicó que están en proceso de organización con los brigadistas y gente de las comunidades y ejidos cercanos para que colaboren con la atención al incendio.   VIENE LO PEOR El pasado 22 de marzo, coincidiendo con el Día Mundial del Agua, el director general de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) recordó que el 38% del territorio nacional sufría algún tipo de sequía. Pero solo cuatro días el porcentaje se había elevado al 43%, según Felipe Arreguín, subdirector técnico del organismo. “Más graves fueron las sequías que provocaron probablemente la emigración de los mayas o la que hubo durante la Revolución. Pero sí que es un momento muy preocupante: en algunos lugares ha llovido un 40% menos que la media histórica, que computamos desde 1941”, explicó. En total, según sus datos, 224 municipios padecen algún grado de sequía (hay 2.457 en el país) y si se suman los que se encaminan a sufrirla, la cifra se eleva a 806. “Ahora vienen los peores momentos”, reconoce también Juan José González Salazar, responsable de comunicación social de Conafor. Y Alfredo Nolasco Morales, gerente de protección contra incendios forestales de ese organismo, añade que a la sequedad se une a partir de esta época las quemas agropecuarias. Pero ambos confían en el refuerzo que este año se ha hecho de las llamadas brigadas rurales, las encargadas de combatir los incendios.   http://www.sinembargo.mx/30-03-2013/574329]]>

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X