PLANETA

La historia de René, un papá que cambió de género para pelear la custodia de sus hijas

René Salinas y la mamá de sus hijas llevan un buen tiempo en una pelea legal por la custodia de las menores, en Ecuador.

De acuerdo con René, hace más de 5 meses que no ve a sus hijas y denuncia que ellas viven en un ambiente de violencia, hechos que ya denunció ante las autoridades. Pero nada ha pasado porque, según explica, el sistema en su país privilegia a las madres.

Es por eso que tomó una decisión desesperada para protestar contra el sistema: cambiar de género en sus documentos oficiales para que también lo consideren en la lucha que emprende por sus hijas.

hombre-mujer-ecuador
Foto: La Voz de Tomebamba

La historia de René

Quiero que conozcan la lucha que inicio hoy, no contra una persona, no para dañar a nadie sino más bien para luchar contra este sistema que ha estigmatizado el hecho de nacer hombre. En este caso lo mío tiene que ver con el cuidado de mis hijas. Las leyes dicen que quien tiene derecho es la mujer y en este momento yo soy de sexo femenino, en este momento yo también soy mamá, así me considero. Yo estoy muy seguro de mi sexualidad, lo que he buscado es que quiero ser mamá para yo también poder dar el cariño y protección...”, declaró a medios locales René desde Cuenca, ciudad en Ecuador.

De acuerdo con él, a pesar de que ha denunciado en varias ocasiones el ambiente de violencia que sus hijas viven, no lo han dejado verlas y tampoco lo consideran para darle la custodia.

De acuerdo con las leyes ecuatorianas nacionales, una persona puede cambiar de género en sus documentos oficiales si lo solicita de manera voluntaria y es mayor de edad. Se permite el cambio por una sola vez.

René lo solicitó y cambió sus documentos en diciembre del año pasado.

Ahora espera que el sistema lo considere como una mujer para que pueda ver a sus hijas en este proceso y para poder calificar a quedarse con la custodia. Dijo que esto que hizo ahora es irreversible, ya no podrá volver a identificarse como hombre al menos de manera oficial.

“Es la prueba más grande de amor que puede dar a sus hijas“.

Sopitas

X