DESTACADOS

La Maroma, barril sin fondo ni obra

Conagua exige devolución de recursos

La Comisión Nacional del Agua (Conagua) está exigiendo a San Luis Potosí la devolución de 200 millones de pesos que no se aplicaron en ninguna obra tangible del proyecto de la Presa La Maroma, en el Altiplano potosino, suspendido en 2019.

De acuerdo con información proporcionada por la dependencia federal responsable del manejo y distribución de las aguas nacionales, la anterior administración de la Comisión Estatal del Agua (CEA) devolvió 100 millones, pero en lugar de hacerlo al Gobierno Federal, se regresaron a la Secretaría de Finanzas del Gobierno del Estado. Además, Conagua detectó cuando menos 27 millones de pesos que no tuvieron uso ni destino, es decir sustrajeron 27 millones de pesos sin ningún tipo de comprobación y derivado de eso más otras cargas financieras, se allegaron 40 millones de pesos, cantidad por la que la Conagua está obligando tanto a los constructores como a ex funcionarios a comparecer.

CEA dice que es apenas la «punta de iceberg»

El proyecto de construcción de la Presa La Maroma, fue cancelado por la Comisión Nacional del Agua (Conagua) en noviembre de 2019 debido a que se detectaron diversas inconsistencias, por lo que se hará un nuevo proyecto que se presentará a la Federación, para la construcción de ese embalse, informó la Comisión Estatal del Agua (CEA).

La CEA indicó que La Maroma fue un proyecto «lleno de irregularidades», incluso planteó que dicha infraestructura hidráulica es «la punta del iceberg» porque debajo hay «una infinidad de irregularidades u observaciones que se han detectado» y, en el caso de esta presa hay ausencia de obra por más de 100 millones de pesos.

La dependencia señaló que se invirtieron 386 millones de pesos en este proyecto, la mayoría provenientes de la Federación, y una parte proveniente del Estado.

A pesar de los recursos invertidos, no hay presa

Según la CEA, lo que propiamente se encontró es que no hay una presa; hay algunos procesos constructivos que se llevaron a cabo, como un acueducto y una planta potabilizadora que es un elefante blanco, pero lo medular para una presa no existe, no está ni siquiera la cortina que es donde se almacena el agua: fue como si hubieran comprado las llantas pero no compraron el motor del carro.

 Todo esto ocurrió en 2016, durante el sexenio de Enrique Peña Nieto y el gobierno estatal de Juan Manuel Carreras López; ya en la administración de Andrés Manuel López Obrador la Comisión Nacional del Agua (Conagua) detectó estás inconsistencias y suspendió la obra, por lo que se decidió cancelar el proyecto y presentar uno nuevo.

Plano Informativo

X