DESTACADOS

“Lorenzo Córdova sí tiene rasgos de parcialidad en contra de Morena”: Eduardo Huchim

La parcialidad que ha tomado el Consejero presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova Vianello, en el escenario político partidista y la actitud de confrontación con el Presidente Andrés Manuel López Obrador es lo que le ha costado el rechazo al que ahora enfrenta.

Las más recientes muestras de desaprobación contra el Consejero presidente se dieron la semana pasada, cuando estudiantes de la Universidad Autónoma Nacional de México (UNAM) subieron diversos videos donde cuestionaron la “burocracia dorada” dentro del Instituto Electoral y el papel que ha desempeñado Lorenzo Córdova al frente de este órgano.

El periodista y exconsejero electoral, Eduardo Huchim, —quien hace unas semanas cuestionó a Córdova y al presupuesto millonario del INE durante uno de los foros que se llevan a cabo en el congreso sobre la Reforma Electoral— consideró que el Consejero presidente, al igual que el Consejero Ciro Murayama, han asumido una actitud en la que se pierde el límite de imparcialidad a tal grado que parecen más voceros de la oposición que árbitros imparciales. Ello, explicó, les ha valido el rechazo.

“La gente que simpatiza con el partido mayoritario rechaza a quien tiene una actitud parcial en contra del partido mayoritario, es decir, si tomamos en cuenta que hay un 60 por ciento de aceptación del Presidente [López Obrador], es lógico que la mayor parte de la población políticamente activa no vea con buenos ojos la conducta del Consejero presidente, que sí tiene rasgos de parcialidad en contra del partido mayoritario”, detalló.

La gestión de Lorenzo Córdova y el órgano electoral ha sido duramente criticada por el Presidente Andrés Manuel López Obrador y por parte de quienes simpatizan con el mandatario y su partido oficialista. En múltiples ocasiones, López Obrador ha cuestionado la vocación democrática de este organismo al grado de calificarlo de conservador. Los altos sueldos de los consejeros electorales y el presupuesto que ha solicitado el INE, son también parte de la serie de disputas entre el Ejecutivo y el órgano electoral.

No obstante, el choque entre ambos se profundizó desde el año anterior con la organización de la Consulta para la Revocación de Mandato, con aspectos como limitar la difusión de Gobierno federal sobre la Consulta, con el recorte del presupuesto al INE para la organización del ejercicio democrático y la reducción del número de casillas.

Lorenzo Córdova Vianello, Consejero presidente del Instituto Nacional Electoral (INE).
Lorenzo Córdova Vianello, Consejero presidente del Instituto Nacional Electoral (INE) ha mantenido una disputa con el Presidente Andrés Manuel López Obrador. Foto: INE/Cuartoscuro

El Consejero presidente del INE ha enfrentado polémicas en el pasado que hasta la fecha se recuerdan entre varios actores políticos y parte de la población, y se retoman en Palacio Nacional cuando se habla de clasismo entre algunos funcionarios. El caso más citado fue la difusión —de manera ilegal— de una llamada en abril de 2015 en la que se escucha a Córdova burlarse de autoridades indígenas con las que se había reunido.

A esto se suman constantes episodios de confrontación entre el órgano electoral y el Poder Ejecutivo Federal.

Eduardo R. Huchim, especialista en temas electorales y exconsejero del Instituto Electoral del entonces Distrito Federal, aseguró que, a Lorenzo Córdova, en su calidad de titular del INE, le toca asumir el papel del árbitro, es decir, que no puede perder de vista la imparcialidad. Sin embargo, el analista político consideró que la presidencia de Lorenzo Córdova ha optado por una actitud de confrontación.

“Por momentos no se puede distinguir si está hablando el árbitro o si está hablando uno de los jugadores, es decir, uno de los actores políticos. Yo digo que dejaron [Córdova y Murayama] de ser árbitros y se han convertido en jugadores en esta situación y hay actitudes que se toman mal”, destacó Huchim.

Lorenzo Córdova, por su parte, ha defendido insistentemente su protagonismo:

“Lo ideal sería un árbitro que no se ve, pero cuando tú tienes a jugadores que juegan al límite, cuando los equipos juegan al límite, pues el árbitro tiene que verse porque si no, el partido se descompone. El escenario ideal sería jugadores, en este caso partidos, candidatas y candidatos que cumplieran puntualmente con lo que dice la Ley”, dijo en una entrevista realizada en el programa Los Periodistas en abril de 2021.

El Instituto Nacional Electoral ha enfrentado diversas críticas por el alto presupuesto y la confrontación con el Ejecutivo Federal. Foto: Twitter (@lorenzocordovav).

No obstante, las recién difundidas conversaciones, vía WhatsApp, entre Lorenzo Córdova y Alejandro Moreno Cárdenas, dirigente nacional del PRI, uno de los partidos de oposición, han abonado a las dudas de la parcialidad del titular del INE.

“Y que es una conversación que habla de una relación más allá de lo institucional. Eso es otro de los factores que se agrega a la mal querencia que tiene Lorenzo Córdova en una franja importante de la población”, detalló Huchim.

El alto presupuesto y recursos que se destinan al INE, así como los salarios de los consejeros electorales, ha sido otro de los puntos de disputa y reclamo no sólo contra Lorenzo Córdova, sino para todo el organismo electoral.

Huchim destacó que ello viene a cuento por sus salarios, aunque los consejeros indican que están protegidos por la Constitución y no pueden reducírselos como pretendió el Ejecutivo con su Plan de Austeridad República, un tema polémico porque sus sueldos están muy por encima del salario del 95 o 99 por ciento.

“El salario más las prestaciones, equivalen a cuatro millones de pesos al año”, dijo Huchim.

Pero para el analista, más allá de los salarios de los consejeros, un aspecto preocupante y que debe de analizarse es el presupuesto que ejerce el INE.

“El INE es un devorador de presupuesto, en este en este año tiene 14 mil millones de pesos, sin contar el presupuesto para los partidos políticos, que esos van por cuenta separada; el INE tiene 14 mil millones de pesos y todavía lloraban porque no les dieron dinero para organizar la Consulta de Revocación de Mandato; pero tienen 14 mil millones de pesos, es decir, son más de mil millones al mes”, recalcó.

https://youtube.com/watch?v=T7H2WnN1QCY%3Fenablejsapi%3D1

LA REFORMA ELECTORAL

La Reforma Electoral es uno de los principales temas que el Presidente Andrés Manuel López Obrador quiere concretar y dejar sentada en esta segunda mitad de su sexenio. Sin embargo, la misma no ha sido bien recibida ni por la oposición, ni por el titular del INE, debido a que plantea puntos como la elección popular de los consejeros electorales y una reestructuración completa del órgano electoral.

“A mí me ha sorprendido el rechazo de la oposición porque hay contenidos en esta reforma que para mí la convierten en una reforma virtuosa que la mayor parte de su contenido tiene cosas importantes, que es positiva e implica avances en la democracia”, dijo Eduardo Huchim.

Córdova Vianello considera que no es necesaria una Reforma Electoral actualmente en el país, pero que si se realiza no debería de ser el resultado de filias, fobias o rencores personales.

Apenas el pasado 13 de agosto, durante un foro del Parlamento abierto sobre la Reforma Electoral, el titular del organismo electoral aseguró que el sistema “funciona y funciona bien”. “Si hay una reforma, será bienvenida, pero no es indispensable; es decir, la democracia mexicana no está en riesgo si no hay Reforma Electoral”, expresó durante la conferencia “Retos y oportunidades para el fortalecimiento del INE”.

Huchim consideró que tampoco se puede esperar que sea una iniciativa perfecta, sin embargo, destacó que entre los puntos positivos se encuentra la transformación radical en la forma de elegir al Poder Legislativo, la cual va encaminada a eliminar la sobrerrepresentación.

“En los términos de cómo está planteada la iniciativa, lleva más equidad para los partidos políticos. Hay una mayor equidad porque, de acuerdo con la Ley y con la Constitución, en este momento un partido político puede tener hasta un ocho por ciento de sobrerrepresentación, es decir, sobre el porcentaje que tiene de votación. […] El principal contenido de la iniciativa, para mí, es que todos los legisladores de representación proporcional [se eliminan] de tal suerte que, si el partido tiene el 15 por ciento de votación, le va a corresponder el 15 por ciento del total de integrantes del cuerpo legislativo, eso la proporcionalidad pura, es lo más equitativo y por eso decía yo que me sorprende que la oposición tome esa posición [en contra]”.

Sin Embargo

X