Uncategorized

Los amigos de Jorge Vega

Astrolabio Ayer 25 de marzo, Jorge Vega Arroyo fue electo por el Congreso del Estado para ser Presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos para los próximos cuatro años. Profesionista, servidor público y académico con muy definida formación en la materia. Es incuestionable que su perfil es idóneo para ejercer la delicada tarea de velar por la vigencia efectiva de los derechos humanos de todas y todos los potosinos. No sólo eso, entrañables y reconocidos amigos y amigas que se desempeñan como funcionarios públicos, asesores, periodistas, académicos y dirigentes partidistas de prácticamente la totalidad del espectro ideológico de la entidad, le dispensan comentarios elogiosos en virtud de que muchos de ellos se sienten orgullosos de mantener una cercana relación con el nuevo ombudsman. Que es de convicciones firmes y también institucional. Que es asertivo y de trato educado. Que merecía mejor suerte en el pasado proceso en que no fue electo. Que es discreto y no gusta de protagonismos estériles. Que dialoga. Que es generoso con sus conocimientos y solidario con quien se lo pide. Que los derechos humanos siempre han sido su vocación. En fin, que tiene muchos amigos, y una bien ganada fama de buen amigo de todas y todos ellos. Pero también desde que fue público su interés de presidir el organismo estatal de derechos humanos cobró fuerza la versión de que el principal impulsor de su candidatura era el Secretario General del gobierno del estado y que por ende, en caso de resultar electo, la autonomía de la CEDH estaría en grave riesgo. Sin ir más lejos, en la primera entrevista como presidente electo los medios de comunicación le preguntaron a bocajarro sobre este supuesto vínculo, mismo que Vega rechazó de forma tajante. ¡No podía contestar otra cosa, no es cándido! Sin embargo, no se necesita de mucho análisis para saber que en un escenario de mayoría absoluta del oficialismo nada pasa sin que cuente con la anuencia del vecino palaciego. Podría ser el non plus ultra de los derechos humanos pero sin el aval del “gran elector” no habría ocurrido. Pero también en honor a la verdad, el que esos aliados le hayan apoyado tampoco merma las virtudes que posea el nuevo presidente de la CEDH. Eso explica que al final su nombramiento haya sido aprobado prácticamente por unanimidad. Dice la sabiduría popular que quien queda bien con todos suele no quedar bien con nadie, o como decía Aristóteles, quien es amigo de todos, no es en realidad amigo de nadie. Por eso creo que para la delicada tarea que le ha sido encomendada poco habrá de importar si los amigos de Jorge Vega lo siguen siendo, si ellos siguen siendo enemigos entre sí, o si al final todos departen como entrañables camaradas. Lo que es verdaderamente trascendente es si el nuevo Presidente y el nuevo Consejo de la Comisión Estatal de Derechos Humanos se comprometen con un ejercicio verdaderamente autónomo y vertical, mismo que en la medida que se haga con profesionalismo y sin concesiones, dejará de ser bien visto por la autoridad destinataria de sus recomendaciones, pero será cada vez más socorrido por las y los potosinos más vulnerables debido a una credibilidad bien ganada. Para garantizarlo no es necesaria una declaración que lo deslinde. Sus acciones son las que confirmarán o desmentirán los rumores. Tampoco es relevante si es amigo de fulano, zutano o mangano, ésas no son las preguntas importantes. Sí lo son en cambio ¿Qué va a hacer para no dejar impune el asesinato de Karla Pontigo? ¿Qué medidas emprenderá para garantizar los derechos de las numerosas víctimas de la violencia? ¿Cómo exigirá que se tomen medidas reales contra el feminicidio, la trata de personas, o la tortura? ¿Cómo podría haber respeto a los derechos humanos sin policías y funcionarios certificados en control de confianza? ¿Qué hará con la problemática de los centros penitenciarios? ¿Cómo hacer para que la reforma al sistema de justicia penal sea efectiva y no una simulación? ¿Dará peso político y moral a las recomendaciones o sólo la inercia de un simple trámite administrativo? Al amigo de los derechos humanos es al que se lo pregunto. Twitter: @OSWALDOR10S]]>

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X