MÉXICO

“Mátalos a todos”, ordenó el exregidor José Luis Abarca sobre los normalistas

Este 26 de agosto, el Subsecretario Alejandro Encinas detalló que el funcionario Abarca no se encuentra bajo arresto por el delito desaparición forzada, sino por el del asesinato del activista Arturo Hernández Cardona.

Lo identifican como presunto autor del crimen

De acuerdo con el informe de la Comisión para la Verdad y Acceso a la Justicia del Caso Ayotzinapa, José Luis Abarca, exgobernador municipal de Iguala, Guerrero, fue identificado como el “A1” quien, en conjunto con líderes del grupo criminal Guerreros Unidos, así como “en coalición con algunas otras autoridades”, emitió la orden de desaparecer a los 43 normalistas de Ayotzinapa la noche del 26 de septiembre del 2014.

Esta información fue dada a conocer por Alejandro Encinas Rodríguez, Subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración.

“Estamos diciendo quiénes dieron la orden (de desaparecer a los normalistas). Participa ‘A1’, presuntamente José Luis Abarca, los dirigentes de Guerreros Unidos en coalición con algunas otras autoridades, que es lo que forma parte de la investigación”, compartió Alejandro Encinas como parte de la conferencia de prensa de esta mañana del Presidente Andrés Manuel López Obrador.

De acuerdo con esta información compartida por la Comisión del Caso Ayotzinapa, se identifica que durante la conocida “Noche de Iguala”, el “A1”, o Abarca, como lo reconoció Encinas, mandó en un inicio “darles una ‘chinga’ a los normalistas porque “[…] no quería disturbios, además de recuperar el material (el cual, se presume, aparentemente venía en uno de los autobuses)”.

Este supuesto “material” al que se refieren, según diferentes reportes, era aparentemente droga, ya que se creía que entre los estudiantes de Iguala había supuestamente integrantes de “Los Rojos”, un grupo criminal en disputa con los Guerreros Unidos, el cual es el agrupamiento responsable de los eventos violentos durante la noche del 26 y las primeras horas del 27 de septiembre de 2014.

De esta manera, de acuerdo con la Comisión, el “‘A1’ dio la orden de recuperar la mercancía” y ordenó: “me chingan a todos a discreción”. Después, conforme el mismo informe, “A1”, o a Abarca, como lo identificó Encinas, “ordenó la desaparición de todos los estudiantes porque no saben ‘quién es quién’ y se está calentando la plaza demasiado”.

“Mátalos a todos, Iguala es mío”, se puede leer en el informe que se compara con la información actual, y con la “verdad histórica” del exprocurador Jesús Murillo Karam, quien enfrenta un proceso penal por tortura, desaparición forzada y obstrucción de la justicia en el Caso Ayotzinapa.

Recordemos que José Luis Abarca, quien fue integrante del Partido de la Revolución Democrática (PRD) y expresidente municipal de Iguala, fue arrestado en noviembre de 2014 en la Alcaldía Iztapalapa de la Ciudad de México, por su presunta relación con la desaparición de los estudiantes de Ayotzinapa. Al día de hoy continúa preso en el penal federal de máxima seguridad El Altiplano, en Almoloya de Juárez, Estado de México.

Por su parte, el Alejandro Encinas Rodríguez explicó hoy que José Luis Abarca está arrestado por el asesinato de Arturo Hernández Cardona ocurrido el 3 de junio de 2013, cuya desaparición, reportada en un primer momento, predispuso que “la movilización de los estudiantes de la Normal de Ayotizinapa, que tomaron las oficinas del ayuntamiento de Iguala e incendiaron documentación en demanda de la presentación de Hernández Cardona, quien finalmente apareció asesinado”.

Aquí te dejamos parte de estas declaraciones:

Asimismo, Encinas Rodríguez dijo en esta conferencia matutina que “ese homicidio se le atribuye al entonces presidente municipal José Luis Abarca, que está detenido justamente por este delito, no por el delito de desaparición, sino por el homicidio de Hernández Cardona. Y a partir de ese momento los estudiantes fueron amenazados por el Alcalde y por Guerreros Unidos, de que no regresaran a esta ciudad; si no, se iban a atender a las consecuencias”.

José Luis Abarca fue detenido junto a su esposa María de los Ángeles Pineda, quien fue vinculada al grupo criminal de los Guerreros Unidos, a la cual, según compartieron las autoridades, pertenecían dos de sus hermanos, uno de ellos, Salomón Pineda Villa, capturado en octubre de 2014.

José Luis Abarca y su esposa, María de los Ángeles Pineda, fueron arrestados por el asesinato del activista Arturo Hernández Cardona. ESPECIAL

Asimismo, su otro hermano, Alberto Pineda Villa, alias “El Borrado”, ha sido identificado como un exoperador de Arturo Beltrán Leyva, abatido en diciembre de 2009, y de cuyo cártel brotaron los Guerreros Unidos.

Desde entonces, tanto José Luis Abarca como María de los Ángeles Pineda, quien se encuentra presa en el Penal Federal Femenil de Amacuzac, han negado su colaboración en estos eventos.

Informador

X