OPINIÓN

Medios y Poder

EstratégiK

“Divide y Vencerás «

Adagio Milenario

Es de reconocer que este nuevo gobierno está aprovechando al máximo el denominado “Pacto por México” en donde confluyen las diferentes fuerzas políticas de nuestro País y donde se han alcanzando acuerdos que apenas hace seis meses parecían imposibles y uno de esos acuerdos logrados es el de la tan llevada y traída nueva Ley de Medios, que no es otra cosa que mostrar la nueva relación de los medios y el poder, adecuándose a las nuevas tecnologías y a las no tan nuevas practicas políticas del sistema en el poder. El nuevo régimen en su afán de recuperar su hegemonía ante los medios ha decidido hacer profundas modificaciones a la legislación en los temas de las comunicaciones, donde de manera esencial rompe el esquema monopólico actual y por lo tanto rompe con la concentración de poder que cada vez hacía más fuerte a los medios frente el Estado y en algunas ocasiones lo llegaron a doblegar. Se ha dicho que esta nueva Ley traerá múltiples beneficios a los consumidores, ya que al existir más competencia habrá mejores servicios y costos más bajos; situación que en efecto sucederá y por supuesto que es una situación bienvenida y ojalá que no tarde mucho. Pero por otra parte aprovechando las “buenas intenciones” la nueva Ley trae por ejemplo la creación de un nuevo Instituto que será el encargado de otorgar o retirar concesiones, el cual será “autónomo” y solamente por un mero e inocente “formulismo” requiere la opinión del Ejecutivo para la integración de sus miembros, es decir se abre la competencia pero también se aplica la política de “nos reservamos el derecho de admisión”. Por lo anterior nace la pregunta de quienes serán los “elegidos”, la respuesta es sencilla: serán aquellos que cumplan con las condiciones técnicas y económicas además de que tengan la sutileza y gentileza de no cuestionar u objetar las políticas públicas amén de poner a disposición sus medios para a través de ellos difundir “los logros” de esta administración o bien amedrentar, denostar y enjuiciar públicamente a los “estorbos del sistema” (Ejemplo: El linchamiento público de Elba Esther antes, durante y después de su captura). Por último y como finalidad primordial de esta nueva ley, que no son los consumidores por cierto, está el hecho que romperá la concentración de poder que hoy ostentan los medios actuales y por tanto el Gobierno tendrá más margen de maniobra para logar sus fines, en pocas palabras tendrá participantes en el sector más “dóciles” por decirlo suavemente, utilizando de pretexto el beneficio de los consumidores pero aplicando al pie de la letra el conocido adagio de divide y vencerás. Hasta la próxima!!! José Juan González Pecina, es MBA por el ITESM, fundador de JJG Estrategia Financiera y asesor en políticas públicas.]]>

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X