Plantíos de cítricos en el estado amenazados por el «Dragón Amarillo»

Uncategorized

Alrededor de 526 mil hectáreas de cítricos de 23 entidades del país se encuentran en latente amenaza por la plaga “Dragón Amarillo”, advirtieron la Asociación Mexicana de la Industria Fitosanitaria (AMIFAC) y CropLife Latin America.

Indicaron que actualmente, el 60 por ciento de las plantaciones de cítricos en Colima están infectadas por esa plaga, además de que existe un grave riesgo en el estado de Veracruz, que produce 45 por ciento de los cítricos del país y genera 70 mil empleos directos.

En un comunicado, ambos organismos estimaron que al cierre de 2012, alrededor de 21 por ciento de la citricultura mexicana convivió con la enfermedad del “Dragón Amarillo” -que es ocasionada por la bacteria Huanglongbing (HLB)-,aunque desde el momento de su aparición en 2009, se implementaron medidas para su control.

Sin embargo, reiteraron que hoy en día, esta enfermedad representa una amenaza para las 526 mil hectáreas de cítricos de 23 entidades federativas.

El HLB ha sido detectado en material vegetal y el insecto vector en algunas áreas comerciales y/o urbanas de los estados de Baja California Sur, Campeche, Chiapas, Colima, Hidalgo, Jalisco, Nayarit, Michoacán, Quintana Roo, San Luis Potosí, Sinaloa y Yucatán.

En este contexto, CropLife Latin America y la AMIFAC precisaron que en la agricultura del país son frecuentes e importantes los daños que causan plagas como la roya del café, el HLB o dragón amarillo, el gusano cogollero del maíz, las moscas de las frutas, el picudo del algodonero o los pulgones que atacan a los cultivos.

También las malezas completan este panorama de organismos perjudiciales a la agricultura, mismos que necesariamente deben controlarse para disminuir sus daños.

De acuerdo a CropLife Latin America y AMIFAC, la enfermedad del “Dragón Amarillo ha devastado en pocos años zonas citrícolas enteras en India, China, Estados Unidos y Brasil, además de que ha afectado 20 países de Asia y 11 de África.

La enfermedad se disemina principalmente debido al Diaforina citri, insecto que se alimenta de los brotes tiernos de las plantas. Si la planta está contaminada, el insecto adquiere la bacteria en su sistema bucal y así se inicia su diseminación.

Esta plaga provoca en las plantaciones sanas una coloración amarilla del follaje con patrones asimétricos, maduración anticipada y caída de la fruta, así como el deterioro progresivo del árbol y su eventual colapso general, llevándolo a la muerte.

En julio de 2009 se detectó por primera vez al HLB en México en árboles el municipio de Tizimín, Yucatán.

 

Con información de: Pulso

Compartir ésta nota:
Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp