SAN LUIS

Presa San José, se pierde en el olvido

Triste imagen ofrece lo que fue un paseo dominical

Invadida por las plagas, la contaminación y el abandono, la sólida estructura de la Presa San José, construida en 1894 a tan sólo 8 kilómetros del centro de la capital potosina, cuenta con capacidad para albergar hasta ocho millones de metros cúbicos de agua.

Sí, es un gigante de la ingeniería que ha sobrevivido a pesar del abandono total en que la han mantenido durante demasiado tiempo.

Primero solo era basura que dejaban los paseantes que acostumbraban acudir domingos y días festivos. Luego empezaron a dejar ahí bolsas de basura y no es un tiradero clandestino porque ocasionalmente el Ayuntamiento acude a realizar una limpieza de la zona.

Vándalos no la respetan

Pero ¿Quién la puede salvar de los vándalos que piensan que la libertad de expresión les da derecho a destruir obras que tienen años de historia y de servicio?

Para su época, la Presa San José fue un claro ejemplo de una ciudad en vías de desarrollo y urbanización y se convertía en referente en la captación de agua en todo el país. Pero claro, eso fue hace 128 años y hoy esta magnífica obra de infraestructura ya no despierta el respeto de nadie.

Lirio cubre gran parte del vaso

Hoy la Presa San José luce sucia, vieja, derruida, vandalizada y llena de lirio, porque nuevamente una gruesa capa de esta planta invadió el vaso del embalse.

Esta gruesa capa de lirio acuático casi permite que las personas puedan caminar sobre el agua, de tan gruesa y compacta que está la invasión.

Nuevamente habrá que hacer estudios, gastar millones de pesos en el retiro de esta planta y tal vez, encontrar la fórmula para acabar con esta amenaza

Su construcción

La construcción de esta magnífica obra estuvo a cargo del ingeniero José M. Siliceo, proyecto en el cual también colaboró el ingeniero Reither, quienes en conjunto entregaron los planos y proyecto de trabajo al gobernador de aquel entonces, Blas Escontría.

La presa registró en 1903 su primer lleno total por las intensas lluvias de ese año.

Su majestuosa cortina

La cortina es de piedra cantera y mide poco más de 100 metros de largo, por 32 de altura.

Cuenta con 7 metros de grosor en la parte más alta.

Su vaso de capacitación se ubicaba en 7 millones 526 mil metros cúbicos.

Actualmente, esta cantidad no rebasa los 5 millones de metros cúbicos debido principalmente a que no ha sido desazolvada nunca.

Por esto hoy es importante

A pesar de los años que tiene en uso, este gran cuerpo de agua sigue abasteciendo del vital líquido a gran parte de la mancha urbana que se centra en la capital potosina y su zona metropolitana, pero además evita inundaciones de consideración en la zona.

Además concentra gran variedad de especies naturales y evita que el suelo del área y alrededores se erosione, así como evita la irrupción de agua salada a los depósitos subterráneos con los que cuenta la entidad.

Plano Informativo

X