Preso termina la prepa y es admitido en Medicina: “Aunque toques fondo hay esperanza”

Un preso concluyó la prepa en la cárcel y al cumplir su sentencia realizó el examen de admisión para Medicina y lo aprobó: “Aunque toques fondo hay esperanza”, dijo.

El protagonista de esta historia es Wallace William da Costa, un hombre de 44 años de edad, que fue detenido por tráfico de drogas en Minas Gerais, Brasil.

Aquel día, cuando fue encontrado culpable, el entonces preso pensó que su vida ya no tenía sentido, hasta que decidió terminar su prepa, soñando en estudiar Medicina.

Y es que Wallace fue sentenciado a seis años de cárcel, tiempo que, aunque parece una eternidad, el preso lo utilizó para intentar remediar sus errores.

Así que en lugar de deprimirse y continuar cometiendo fechorías, el hombre se inscribió a la escuela para presos.

Según el portal brasileño O’ Segredoel traficante aprobó su educación secundaria, luego la preparatoria y finalmente se postuló para estudiar Medicina.

Entre barrotes, Wallace aprovechó sus ratos libres para prepararse y concursar por una beca pública en la Universidad Federal del Norte de Tocantins.

De hecho fue admitido y le dieron la oportunidad de ingresar a la institución una vez que saliera de la cárcel.

El ex preso terminó la prepa y luego continuó con Medicina

En entrevista, el hombre dijo que nunca perdió contacto con su familia, quienes lo visitaban con frecuencia y lo apoyaban en todo.

Además de ingresar a la Facultad de Medicina, el expreso y extraficante de drogas terminó un curso de Ingeniería y otro más de Odontología. 

“Aunque toques fondo, siempre hay esperanza”, insistió en la frase que describió como su lema y filosofía de vida.

Ahora William Wallace, quien ya está en libertad, brinda servicios voluntarios en sitios que requieren asistentes médicos como prisiones, asilos, y centros de rehabilitación.

Plumas Atómicas

Compartir ésta nota:
Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
/** * @author RadiusTheme * @since 1.0 * @version 1.0 */ ?>