SAN LUIS

Se debe estudiar si se cambia efigie de San Luis Rey

Sobre la polémica en torno a las imprecisiones iconográficas halladas en la estatua en honor a San Luis Rey, situada en la Plaza de los Fundadores, la cronista de la ciudad, María Isabel Monroy Castillo, recomendó profundizar en el estudio de las diversas representaciones que el monarca ha tenido a través de las épocas, antes de pensar en modificarla.

Recordó que la figura del santo patrono fue encargada durante el gobierno de la alcaldesa Victoria Labastida Aguirre al escultor Mario Cuevas, autor también de diversas esculturas que hoy adornan las plazas públicas de la capital, como El Señor de las Palomas, Juan del Jarro, El Cófrade, El Padre de Familia, El Aguador, etcétera.

Del por qué el escultor adornó a San Luis Rey con un orbe cristiano en lugar de una corona de espinas, opinó que «es algo que se le debe preguntar a él», aunque aclaró que «un artista es un artista, no un historiador».

Refirió que el rey francés fue contemporáneo del monarca español Fernando III; que ambos lucharon contra los musulmanes y los dos fueron declarados santos, por lo que es relativamente simple caer en confusiones respecto a su iconografía.

«De hecho, San Luis Rey ha sido representado a veces con una corona de espinas en su mano, a veces con clavos y a veces, sin ninguno de estos elementos», dijo la cronista.

Adelantó que correspondería a la Dirección de Cultura del Ayuntamiento capitalino promover alguna corrección a la estatua del patrono de la ciudad, pero aconsejó empaparse, antes, de la historia del rey francés.

Para ello, recomendó la lectura de un libro de 900 páginas del historiador francés Jacques Le Goff, a quien consideró como el mejor biógrafo de San Luis Rey.

Pulso

X