SAN LUIS

Tiktokera a la que Camila admiraba contacta a la madre de la menor

Una de las cosas que más le gustaba hacer a Camila Roxana era mirar los videos de la michoacana Susy Campos, una tiktokera con más de 5 millones de seguidores, que se hizo famosa por su forma particular de hablar al cocinar y preparar los lonches para sus hijos, a quienes llama de forma cariñosa: melolenga y envoltorio.

En este ciclo escolar, Camila ingresaría al preescolar y estaba muy emocionada de que por fin iba a estrenar sus “vasitos” que le estaban por llegar de Guadalajara, para que su mamá le preparara el lonche, al igual que hace lo hace Susy con sus hijos.  

La tiktokera, originaria de Sahuayo, que lleva ya varios años viviendo en la ciudad de San José, en California, Estados Unidos, se enteró de que Camila era una de sus más fieles seguidoras y contactó anoche a su madre Mary Jane Mendoza Peralta.

Fue así que la noche de este jueves tuvieron una conversación telefónica, en la cual Susy le contó que se enteró de la historia de Camila por medio de un reportaje, y quiso contactarla para expresarle sus condolencias y para conocer cómo era la pequeña, sus gustos y aficiones.

Le dijo que realizará un video homenaje a la pequeña, además le aseguró que viajará a la comunidad La Herradura, Villa de Ramos, para visitar el altar que se colocó en honor a la menor. Además, el caso de Camila la inspiró para crear una fundación para captar recursos para apoyar en la atención médica.

En uno de sus videos, la tiktokera habla sobre su origen mexicano, recuerda que durante su infancia padeció de carencias, pero dice que fue muy feliz con su familia.

Para Mary Jane, el gesto de Susy le produce mucha emoción y alegría, ya que a su hija le hubiera encantado conocerla.

Durante la primera entrevista con Pulso, Mary Jane habló sobre las cosas que a Camila le gustaba hacer, relató que le encantaban los animales y que ansiaba que llegara el día en que su madre le preparara sus lonches al igual que lo hace la michoacana para sus hijos.

“Ella me decía: ‘mami, cuando yo vaya al kínder me compras mi lonchera y me vas a decir: ¡levántate melolenga, levántate!’”, relató Mary Jane.

Detalló que su esposo, quien actualmente reside en Estados Unidos, ya le estaba buscando la lonchera, los pines para la fruta, los termos, los moldes para hacer figuras, las hieleritas, entre otros accesorios, para cumplir el deseo de su única hija.

Pulso

X