MÉXICO

Todas las veces que AMLO ha mandado «al carajo» a las críticas y a sus rivales

El presidente Andrés Manuel López Obrador ha rechazado públicamente en más de una ocasión los comentarios o propuestas que, en sus palabras, «los conservadores» le han hecho a su gobierno. 

Apenas este 27 de mayo de 2022 en Guadalupe y Calvo, Chihuahua, lo hizo al criticar las cosas materiales y mandar «al carajo» al consumismo.
 
“Solo siendo buenos podemos ser felices, todo lo demás es efímero, que la ropa de marca, que las alhajas, que el carro último modelo, la troca, todo eso. Si lo usaban hasta de mensaje porque en vez de inducir al joven a que fuese una gente de bien y que saliera adelante con el trabajo, con el estudio, lo querían convertir en consumista, donde lo más importante es lo material ‘¿Y la Cheyene apa?’ Al  carajo con eso”, dijo este viernes.

Pero esa no ha sido ni la primera ni la última vez que el mandatario ha mandado «al carajo» lo que no le gusta. Aquí un recuento:

25 de mayo de 2022.- En conferencia de prensa, a los trabajadores de Pemex que tomaron la Torre de Pemex para exigir plazas:

“Al mismo tiempo atender sus demandas justas de los trabajadores, pero no es a ver ´yo tomó la torre de Pemex porque a mí me tienen que dar los contratos´ o `a mí me tienes que dar las plazas´, pues ¡tómala!, pero no te vamos a dar los contratos, no te vamos dar las plazas si no tienes razón y si vas a dejar afuera a trabajadores que tienen antigüedad, pero no están cercanos a ti, o no se mocharon, eso ya se acabó, entonces nada más estar pendiente, atentos, todos los ciudadanos para que eso ya no regrese. 

“Dije la vez pasada que `al carajo´ y piensan que es una grosería, los marinos saben qué es el carajo, que se vayan al carajo, nada más que hay que buscarlo en el diccionario, pero sí al carajo con todo esto”.

21 de mayo de 2022. En Etchojoa, Sonora, al señalar a quienes critican la contratación de médicos cubanos a México:

“Y eso tiene a los conservadores muy enojados. Pues, ¿saben? Que se vayan al carajo, porque lo primero es la salud del pueblo. Los médicos son de México o son de Cuba, o son de Francia o son de Estados Unidos, pero los médicos son para curar a la gente”. 

1 de diciembre de 2021 . Informe a tres años de gobierno en el Zócalo. AMLO critica apoyos de sexenios pasados:

“Los apoyos de los Programas de Bienestar que llegan y se aplican de abajo hacia arriba, no como antes, que primero eran los de arriba porque decían que si llovía fuerte arriba, goteaba abajo, como si la riqueza fuera permeable o contagiosa. Que se vayan al carajo con ese cuento. Así se pudo evitar la falta de alimentos y otros bienes de primera necesidad” 

20 de julio de 2020. En conferencia de prensa, manda “al carajo” la idea de triunfar a costa de la moral.

“Ya lo he dicho, nada de que la moral es un árbol que da moras, nada de que político pobre, pobre político; nada de que el que no transa, no avanza. Vamos al carajo con todo eso. Ya a limpiar al gobierno y a limpiar al país para tener una sociedad mejor, y a dejar de aplaudirle a quienes se burlan del pueblo, traicionan al pueblo, eso es muy importante” 

22 de enero de 2020. En conferencia de prensa, el tabasqueño mandó al carajo a funcionarios que le propongan transas:

“Que no le busquen, no hay nadie, y no se atreve un funcionario a hacerme un planteamiento de esos, porque se va al carajo; o sea, ya no hay ni una posibilidad, hay que cumplir con los compromisos”.

9 de septiembre de 2019. En Tamaulipas, ante problemas con la delincuencia organizada en al región norte de esa entidad, el presidente López Obrador mandó al carajo a la delincuencia, les pidió que le bajen y se porten bien.

«Hay menos inseguridad, ha ido bajando, se ha ido serenando. Tenemos más problemas en Nuevo Laredo con un grupo beligerante y les estamos llamando a que ya le bajen y nos portemos bien. Ya al carajo la delincuencia. Fuchi, guácala. Es como la corrupción fuchi, guácala», externó.

15 de Enero de 2018. Antes de que fuera presidente electo, arremetió contra las reformas estructurales impulsadas durante el gobierno del entonces presidente Enrique Peña Nieto:

“Son una vergüenza, ni siquiera tenemos un plan de desarrollo propio en el país, en los gobiernos peleles, títeres, que hay en México; aplican las recetas que envían del extranjero (…) esto también se va a ir al carajo, ya no vamos a seguir con las mal llamadas reformas estructurales, vamos a tener nuestra agenda”. 

20 de octubre de 2016. Cuando era apenas aspirante presidencial, el líder de Morena sólo había lanzado un «no manchen» a quienes encontraron similitudes entre él y el entonces candidato republicano a la Casa Blanca, Donald Trump. 

En una gira por Chihuahua, López Obrador arremetió con un “no manchen, váyanse al carajo”, contra aquéllos que lo habían comparado con el ahora expresidente de Estados Unidos. 

En 2006 y después del desafuero, AMLO dejó la jefatura de Gobierno para contender por la Presidencia con una popularidad a tope.

El día de la elección, el 2 de julio del 2006, el presidente del IFE, Luis Carlos Ugalde, salió a decir en cadena nacional que los resultados de la elección eran muy cerrados, por lo que no podía dar a un ganador.
 
El 30 de julio, AMLO convocó a sus seguidores para que tomaran Paseo de la Reforma en plantón total como protesta. Y el 6 de septiembre el Tribunal Electoral dio la ventaja a Felipe Calderón por 0.56% de los comicios.

Ante ello, AMLO pronunció en otro mitin una frase, no precisamente mandando «al carajo» pero sí «al diablo». Tales palabras tuvieron eco en años posteriores: «¡Al diablo con sus instituciones!». 

El Universal

X