PLANETA

Una mujer perdió un ojo tras bañarse con sus lentes de contacto puestos

La FDA ha informado sobre los riesgos que podrían ocurrir tras usar lentes de contacto, sin bien son bajos, existe una posibilidad de que quienes usan lentes de contacto puedan sufrir infecciones como la del ojo rojo (conjuntivitis), abrasiones e irritación de los ojos, una consecuencia común de una infección ocular son las úlceras corneales, las cuales son llagas abiertas en la capa exterior de la córnea, sin embargo, ha habido casos en los que las personas han perdido uno o los dos ojos por un mal uso de estos objetos.

Tal fue el caso de una mujer de nombre Marie Mason quien estaba usando sus lentes de contacto reutilizables pero quiso rebasar las recomendaciones de uso y perdió un ojo, esto luego de que lo utilizara en la ducha, algo que los expertos advierten, y es que cuando la ameba se interpuso entre el lente y su ojo, con el tiempo el organismo metastásico se expandió causando que su visión se deteriorara drásticamente.

Así se mostraba su ojo después de la fuerte infección

Y aunque la mujer intentó de todo con especialistas para recuperar la visión, después de no poder erradicar al intruso a través de varios medicamentos y varios trasplantes de córnea, Mason no tuvo más remedio que extirparse el ojo, situación que le dificulta realizar sus tareas cotidianas, pues ahora está arrepentida de no haber seguido correctamente las instrucciones de uso.

Pero los síntomas no terminaron después de que le extrajeron su ojo, pues las molestias continúan y para mitigar los dolores, la paciente ha tenido que tomar medicamentos y además debe acudir frecuentemente al hospital para revisiones, lo que la llevó a renunciar a su trabajo como cocinera.

A pesar de los obstáculos que esto le ha traído a su vida, Mason intenta llevar una vida normal aunque tiene que adaptarse a su nueva visión. Ahora la mujer de 50 años ha decidido compartir su historia para tratar de persuadir a las empresas de lentes de contacto para que pongan advertencias de contaminación en sus productos. 

Cómo reducir la posibilidad de infección al usar lentes de contacto

  • En general, si usa una solución para lentes de contacto multiusos, reemplace el estuche de sus pupilentes por lo menos cada tres meses o según lo indique su oculista.
  • Limpie y desinfecte los lentes de contacto como es debido. Al usar una solución para lentes de contacto, lea y siga todas las instrucciones de la etiqueta del producto para no lastimar sus ojos.
  • Quítese siempre los lentes de contacto antes de nadar.
  • No exponga los lentes de contacto  a ningún tipo de agua (incluyendo lagos, estéros, del mar, destilada, de la llave y soluciones salinas caseras)  porque puede ser una fuente de microorganismos que podrían causar infecciones.
  • No se acueste con los lentes de contacto puestos, a menos que su oculista los haya prescrito para usarlos así.

El Heraldo de México

X