Uncategorized

Vacaciones presidenciales. ¿A dónde fueron Salinas, Zedillo, Fox y Calderón en Semana Santa?

SALINAS EN AGUALEGUAS Encajado en la zona rural de Nuevo León, Agualeguas, el municipio natal de los padres de Carlos Salinas de Gortari (1988-1994), carecía de impulso empresarial. Cuando Carlos Salinas de Gortari llegó a la Presidencia, Agualeguas se convirtió en espacio de reposo y a la vez, en punto neurálgico de negocios y acuerdos políticos. Para 1992, el entorno de Agualeguas había cambiado. La semana santa de ese año, Salinas descendió en una pista aérea nueva y reluciente; además de que el rancho El Guajolote –de su propiedad- lucía como un próspero territorio. A partir de entonces, el ex Presidente se tomó fotos en esa pista cada año. Avanzados los días de asueto, la casona paternal adquiría los más luminosos reflectores. La rodeaban cientos de elementos del Estado Mayor Presidencial y de repente, Salinas aparecía por la puerta principal para brindar saludos hechos en el aire. Dentro, a veces, se hospedaban invitados del ámbito empresarial y político. Raúl Salinas, motejado a la postre como el llamado hermano incómodo, realizó varios de sus negocios en Agualeguas con empresarios de Nuevo León y Coahuila. Nada parecía que iba a quebrar tanta armonía en un municipio. Pero, cuando el sexenio empezó a agonizar, México arribó a uno de sus episodios más oscuros. El Ejército Zapatista de Liberación Nacional se levantó en armas en Chiapas y fueron asesinados el candidato priísta Luis Donaldo Colosio, así como el político Francisco Ruiz Massieu. Ernesto Zedillo (1994-2000) rompió con su antecesor. Tomó una decisión que según su dicho, era impostergable: dado que el peso estaba sobrevaluado había que deslizar la banda de flotación 15 por ciento. Sobreaviso, el capital empresarial salió del país. Este episodio, Salinas lo bautizó como “el error de diciembre”. A la par, el ex Presidente fue señalado en las investigaciones de la PGR del asesinato de Ruiz Masseiu. El aciago pasaje regresó a Salinas a Agualeguas. Quería ponerse en huelga de hambre en protesta por tanta culpa. En pocos días cambió de opinión y se exilió en Dublín, Irlanda. En 2004 regresó. Lloroso, escondido en un abrigo, asistió al velorio de su padre, Raúl. Con los años, ha vuelto de la mano de sus hijos, sus hermanos y sobrinos. Pero el tiempo no se limitó en sus estragos. El caserón de los Salinas en Agualeguas ha cedido a la vejez. Aun así, a veces, es rentado para eventos sociales por Adriana Margarita, la hermana del ex Presidente. ZEDILLO Y FOX EN PUNTA PÁJAROS Antes del zedillismo, Punta Pájaros en la Bahía de la Ascensión, cerca de Punta Herrero, en el sur de Quintana Roo, no fue más que una extensión de manglares y arrecifes de coral en estado virgen. Desde 1995 empezó a cambiar. La adquirió Roberto Hernández y empezó, imparable, la construcción de tres hoteles de lujo, un santuario de aves y un área con vestigios mayas. Hoy, parte de este territorio le pertenece también al ex Presidente Ernesto Zedillo. El mandatario solía pasar la Semana Santa ahí. Pero también hacer política. Ahí le puso broche de oro a su mandato. Los empleados de los hoteles revelaron en 2001 a medios impresos que Zedillo recibió a Vicente Fox, una semana después de las elecciones del 2 de julio de 2000. Ambos, celebraron la transición y la alternancia partidista. Pero el mar no fascinó a Vicente Fox. Su selección viró hacia su propio terruño. San Francisco del Rincón, en Guanajuato, se convirtió en su destino. Cuando la familia Fox se iba de vacaciones, la Presidencia de la República solía informar que el mandatario estaría pendiente de la situación política del país desde ese rancho. Localizado en Nuevo Jesús del Monte, este terreno sólo fue un paisaje gris donde crecían en rebeldía nopales y huizaches. Al asumir Fox se transformó en un sitio extraordinario. Casa, rancho, cabañas, espacios de descanso llenaron las miles de hectáreas. Hoy operan ahí la Fundación Vamos México de la ex primera dama Martha Sahagún, así como la Fundación Fox, del ex Presidente. Vicente Fox ha modificado sus hábitos vacacionales. En el epílogo de las elecciones de 2012 salió hacia Europa –a París, Francia- a celebrar sus 70 años. En el centro de la ciudad de las luces, cenó y descorchó hasta entrada la madrugada. Lo hizo mientras en México, el presidente nacional del PAN, Gustavo Madero anunciaba el proceso para expulsarlo de ese partido. El periódico AM, situado en Guanajuato, publicó que de acuerdo con una fuente allegada a la familia, era probable que la familia Fox dejara el rancho de San Cristóbal del Rincón para radicar en Europa. El apego del sucesor de Vicente Fox, Felipe Calderón, se dirigió al suroeste, a Cozumel. Michoacán, su tierra natal, en cambio, se convirtió en el emblema de su política dominada por la guerra contra el crimen organizado. La violencia estaba encajada en todos los municipios de ese estado. Y el Presidente jamás pasó vacaciones en el estado donde nació. El signo durante el calderonismo fue el blindaje que realizaba el Estado Mayor Presidencial a la casa Quinta Maya en Cozumel. Calderón y su familia se encerraban ahí durante días. ¿A dónde irá el Presidente Enrique Peña Nieto? Estas serán sus primeras vacaciones oficiales y es probable que transformen el rostro de un destino. http://www.sinembargo.mx/28-03-2013/572163]]>

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X