PLANETA

Vladimir Putin declara la anexión de cuatro regiones de Ucrania a Rusia: temen el regreso de la URSS

El presidente ruso Vladimir Putin firmó este viernes la anexión de cuatro regiones de Ucrania a Rusia en una ceremonia en el Kremlin en presencia de los dirigentes prorrusos de esos territorios, controlados en totalidad o en parte por Moscú.

Putin y los cuatro dirigentes de Lugansk, Donetsk, Jersón y Zaporiyia firmaron cada uno a su turno los documentos de anexión ante un público compuesto de miembros del gobierno, diputados y senadores y otros miembros de la élite política, antes de tomarse de la mano y corear al unísono «¡Rusia!» con la sala.

«Los habitantes de Lugansk y Donetsk, Jersón y Zaporiyia se convierten en nuestros ciudadanos para siempre», afirmó Putin. «La gente votó por nuestro futuro común», agregó.

Ucrania, las potencias occidentales y las organizaciones internacionales no reconocieron los referendos, que fueron organizados luego de que Rusia conquistase por la fuerza esos territorios.

Putin celebró la anexión junto a líderes de regiones separatistas ucranianas.

En su discurso antes de la firma de la anexión, Putin instó a Ucrania a cesar las hostilidades.

«Instamos al régimen de Kiev a cesar inmediatamente los disparos, todas las hostilidades y volver a la mesa de negociaciones«, expresó.

Putin, que cumplirá 70 años la semana próxima, envió tropas a Ucrania en febrero.

La semana pasada, anunció una movilización parcial para reforzar las tropas que combaten en Ucrania y que sufrieron duras pérdidas en los últimos meses.

NO ES EL REGRESO DE LA UNIÓN SOVIÉTICA 

Putin aseguró que su país «no aspira» a restaurar la Unión Soviética, a pesar de la ofensiva en Ucrania y la anexión de cuatro regiones ucranianas tras «referendos» denunciados por Kiev y los occidentales.

«La URSS desapareció, el pasado no puede ser traído de vuelta. Y Rusia no tiene necesidad de eso hoy en día, no aspiramos a eso«, declaró Putin durante un discurso en el Kremlin ante la élite política rusa.

También acusó a los últimos líderes de la Unión Soviética de «destruir nuestro gran país».

Putin formuló estas declaraciones en un discurso durante una ceremonia para formalizar la anexión a Rusia de cuatro regiones de Ucrania total o parcialmente controladas por Moscú, donde las autoridades prorrusas organizaron unos referendos que fueron tildados por Kiev y los países occidentales de «farsa».

Putin pidió el fin de las hostilidades tras la anexión.

En su intervención, Putin afirmó que los países occidentales quieren hacer de Rusia una «colonia» y les acusó de librar una «guerra híbrida» contra Moscú «con el objetivo de mantener su poder ilimitado».

«No necesitan a Rusia en absoluto», dijo.

«Occidente está dispuesto a todo para preservar el sistema neocolonial que le permite parasitar y, en realidad, saquear el mundo entero», agregó.

Según él, para los occidentales es «crucial que todos los países rindan su soberanía a Estados Unidos».

ZELENESKI SE REHÚSA A NEGOCIAR

Ucranianos huyen de las regiones donde hay más conflicto.

El presidente Volodimir Zelenski anunció este viernes que Ucrania iba a firmar una solicitud de adhesión acelerada a la OTAN y que no negociará con Rusia mientras Vladimir Putin esté en el poder, unos minutos después de que Moscú formalizara la anexión de cuatro regiones ucranianas.

«Adoptamos una medida decisiva al firmar la candidatura de Ucrania con vistas a una adhesión acelerada a la OTAN», dijo Zelenski en un video difundido en las redes sociales.

El presidente ucraniano aseguró además que no negociará con Rusia mientras Vladimir Putin esté en el poder, poco después de que el mandatario ruso pidiese a Ucrania cesar las hostilidades.

«Ucrania no negociará con Rusia mientras Putin sea el presidente de la Federación de Rusia. Negociaremos con el nuevo presidente», dijo Zelenski.

ESTADOS UNIDOS TACHA DE FRAUDULENTA LA ANEXIÓN

Estados Unidos tildó este viernes de «fraudulenta» la anexión rusa de cuatro territorios de la vecina Ucrania y anunció más sanciones contra Moscú. 

La Casa Blanca también anunció que los aliados del G7 están de acuerdo en sancionar a «cualquier país, individuo o entidad» que respalde el intento del Kremlin de anexionarse las regiones ucranianas.

En un comunicado, el presidente Joe Biden dijo que «Estados Unidos condena hoy el intento fraudulento de Rusia de anexionar el territorio soberano de Ucrania. Rusia está violando el derecho internacional, pisoteando la Carta de las Naciones Unidas y mostrando su desprecio por las naciones pacíficas en todas partes».

«Estados Unidos siempre respetará las fronteras internacionalmente reconocidas de Ucrania. Continuaremos apoyando los esfuerzos de Ucrania para recuperar el control de su territorio» tanto desde el punto de vista militar como diplomático, añadió.

El secretario de Estado, Antony Blinken, dijo que «Estados Unidos rechaza inequívocamente el intento fraudulento de Rusia de cambiar las fronteras internacionalmente reconocidas de Ucrania». 

Vandalizaron la embajada rusa en Nueva York como protesta.

Según el gobierno estadounidense, las sanciones apuntarán a decenas de miembros del parlamento ruso, funcionarios gubernamentales y familiares suyos e industrias que abastecen al ejército ruso, «incluidos los proveedores internacionales». 

En una advertencia al pequeño número de países potencialmente dispuestos a reconocer la soberanía autodeclarada de Rusia sobre las cuatro regiones invadidas, Washington afirmó que el G7 (Reino Unido, Canadá, Francia, Alemania, Italia, Japón y Estados Unidos) acordó sancionar cualquier respaldo de este tipo.

«Hacemos una clara advertencia respaldada por los líderes del G7: haremos que rinda cuentas cualquier individuo, entidad o país que brinde apoyo político o económico a los intentos ilegales de Rusia de cambiar el estatus del territorio ucraniano», dijo Blinken. 

En el pasado Estados Unidos ya impuso sanciones para aislar a la economía de Rusia y paralizar su capacidad para mantener al ejército.

En 2014 Putin anexionó otra región, la península de Crimea, donde el ejército ucraniano, entonces mal organizado, casi no opuso resistencia. 

El jefe de la OTAN rechazó la anexión y la tachó de «ilegal e ilegítima».

El Heraldo de México

X