VIRAL

¡Caso viral! Mujeres alquilan Airbnb y el dueño lanza advertencia: «no miren la bolsa negra debajo de la cama»

¿Qué malo puede ocurrir en un Airbnb? El servicio de renta de cuartos, departamentos o casas sigue siendo uno de los favoritos. Sin embargo, como en diferentes ámbitos, está el lado positivo y negativo. Tal como sucedió con dos mujeres que recibieron la advertencia del dueño del lugar. Les pidió no ver debajo de la cama y no abrir una bolsa negra.

Y es que los temas escabrosos salieron a colación, luego de que la película Un plano Bárbaro esté entre lo más comentado por su historia de terror.

Por ello, en redes sociales se han retomado historias reales de terror que han surgido durante un alquiler por aplicación. Tal como sucedió con unas jóvenes que hallaron extraños objetos debajo de la cama del lugar en el que se hospedaron.

Fue una publicación de Vice, en donde la periodista Daisy Jones contó que en Brisbane, Australia, durante unas vacaciones en 2015 o 2016, ella y su amiga se hospedaron en una habitación, en donde el arrendador -un hombre soltero de unos cuarenta años- les dio una fuerte advertencia:

“Está bien, chicas, pueden dormir en mi habitación… pero NO busquen en la bolsa negra debajo de la cama, hagan lo que hagan”, les pidió el hombre.

Apenas se fue, ellas buscaron debajo de la cama y encontraron una bolsa negra en la que había un traje de látex con una máscara, correa y un látigo. Un día después del hallazgo se fueron del sitio:

“Tuvo tiempo de sobra para ir y quitar esa bolsa negra antes de que llegáramos, pero la dejó allí a propósito, a la vista. Naturalmente, nos asomamos allí de inmediato, tan pronto como se fue. Dentro había un traje completo de gimp de látex con una máscara, correa y un látigo. Obviamente, cada uno en lo suyo, pero ¿por qué dejarlo a propósito para que lo encontremos y lo contemos?”, se informó en dicho artículo.

air

En otro lugar y tiempo, hubo otro escabroso caso en el que un hombre de Florida, llamado Wayne Natt cometió una fuerte indiscreción, pues Derek Starnes y su esposa descubrieron que en la casa que rentaron había un “pequeño agujero” en el detector de humo.

Al percatarse de éste, revisaron y se dieron cuenta que había una cámara y micrófono oculto. Llamaron a la policía y el dueño del sitio fue detenido.

El caso se dio a conocer tanto que la empresa lanzó un comunicado:

«Estamos indignados por los informes de lo que sucedió; tan pronto como nos enteramos, expulsamos permanentemente a esta persona de nuestra comunidad y apoyamos por completo a los invitados afectados», dijo la empresa.

mnds

Milenio

X