DESTACADOS

El barrio de Tlaxcala despide a su Rey sonidero

A lo largo de la mañana y lo que va de la tarde, familiares y amistades del fallecido sonidero Juan Manuel Quistián, conocido como «El Rey del Wepa», han acudido a los servicios de velación que se realizan en un domicilio de la calle Aquiles Serdán, en el barrio de Tlaxcala de esta capital.

El domicilio, frente al cual se instaló una carpa para los numerosos visitantes, se encuentra repleto de ofrendas florales que enviaron dueños de comercios y personas en general que conocieron a Juan Manuel y que lo tenían en buena estima.

Algunos de los familiares se organizaron para dosificar el acceso de las personas al domicilio, en grupos de tres a cinco por turno, con previa aplicación de gel antibacterial y pidiendo sana distancia al ingresar.

Al fondo, se alcanzaba a ver el féretro.Sobre el acceso principal, un mural expresaba la frase «En memoria de los que se fueron sin ser despedidos», con la imagen del alma de una persona desprendiéndose del cuerpo, ante el personal médico de una sala de operaciones.Parte de los vecinos del barrio de Tlaxcala y sus callejones cercanos, presentes en el sitio, lamentaban la muerte violenta de Juan Manuel, brindado con caguamas en su memoria, sin molestar a nadie.

Una manta vinílica, pagada por la familia del Callejón, zona centro, inmortalizó la figura «del mero mero del Kiss Sound», a quien dibujaron ya con sus alas de ángel y mostrando con sus dedos la V de la victoria.

A las 2:00 de la tarde, en el templo de Tlaxcala, se realizará la misa de despedida, en la que se esperaba una asistencia multitudinaria para el último adiós a quien, en vida fue receptor de un gran aprecio.

Pulso

X