SHOW

Flans y Pandora juntas en el escenario

Si ya eran amigas de la juventud y han vivido juntas innumerables borracheras y divertidas bohemias, lo único que a Flans y Pandora les faltaba para sellar su fraternidad era ser cómplices de una gira que ya tienen lista.

Inesperado Tour afianzó la relación que nació hace décadas entre Isabel, Fernanda y Mayte de Pandora, con Ilse y Mimi, de Flans, y que las traerá a la Arena Monterrey el 26 de noviembre.

«Nos hemos aventado no una, muchas borracheras, muchas pachangas… borracheras musicales y muchas bohemias desde que estábamos chiquitas», bromeó Mimi, quien al igual que Ilse, está fascinada con la camaradería que han logrado con sus compañeras de escena.

Tras sortear días y noches de ensayos, en los que pudieron amalgamar los éxitos de ambos grupos que nacieron en 1985, Fernanda aseguró que será todo un suceso presentarse ante el público.

Según Mimi, tanto Flans como las Pandora ya estaban preparadas desde hace mucho tiempo para cantar juntas, solo esperaron que las condiciones fueran idóneas para los shows en vivo.

«Ha resultado muy divertido, con mucha disciplina armar el show. Esto viene fuertísimo, está súper profesional. Nuestro trabajo, sumado al de cada una, se los aseguro, va a ser una bomba atómica», afirmó Fernanda.

Ilse no solo está contenta por la gira, señaló estar muy entusiasmada, excitada y agradecida de que a estas alturas de su vida y su carrera, pueda seguir cantando.

Aunque las Flans están acostumbradas a las coreografías en éxitos como «Bazar», «Corre Corre» y «No Controles», a las Pandora no les fue difícil seguirles el paso.

«Estas chicas me tienen verdaderamente sorprendidas, la verdad es que las cinco somos bastante flexibles. Estamos bien para estas alturas de la vida», comentó Ilse, mientras Isabel agregó «flexibles de actitud».

Pandora ha aprendido a admirarle a Flans que cante y baile en sus shows, agregó la mayor de las Lascurain, porque en su caso termina con la lengua en los pies.

«Me decían unas chavas que son coristas de Flans que Beyoncé corre en su caminadora cantando su shows para tener condición física. Yo lo intenté y me bajé a los cinco minutos. Dije ‘será muy Beyoncé, pero yo me quedó abajo, en el suelo».

Algo que destacaron, además de lo bien que se llevan, es que en Inesperado Tour no hay egos ni nadie se cree más que el otro.

«En este tipo de proyectos si no hay respeto, amor y fuera egos, entonces no funciona, no fluye, no corre, no va», expresó Isabel.

AGENCIA REFORMA

X