OPINIÓN

LA PRIMERA CRITICA 28

“¿Será que no tiramos las sobras de comida?” Néstor Eduardo Garza 02 de Agosto del 2021.

¿Será que no tiramos las sobras de comida? o ¿Será que compramos únicamente lo necesario? o ¿Tenemos conciencia de lo afortunados que somos porque no nos falta comida? Siempre es bueno tener presente la cantidad de personas que sufren por falta de alimentos a nivel mundial.


Desde el año 1979 se conmemora el Día Mundial de la Alimentación, promovido por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), con el claro objetivo de disminuir el hambre en el mundo.


En días pasados, se llevó acabo en Roma la Pre cumbre Mundial sobre los Sistemas Alimentarios 2021 “Hambre Cero, Seguridad Alimentaria y Nutricional para todos” en donde se hace un llamado global a la solidaridad para conseguir que los alimentos saludables lleguen a todos los rincones del planeta, principalmente a los países más desfavorecidos y que han resultado con mayor daño derivado de la crisis del COVID-19 y la acción colectiva en 150 países es lo que hace del Día Mundial de la Alimentación uno de los días más celebrados del calendario de las Naciones Unidas.


La Seguridad Alimentaria es un compromiso de todos y es prácticamente una obligación moral que los sectores nos unamos para garantizar a la población más necesitada el derecho a la alimentación.


Más de 800 millones de personas padecen hambre en el mundo, y desafortunadamente el impacto económico de la pandemia en muchos países, principalmente la perdida de ingresos, podrían aumentar en más de 100 millones, por ello, hoy más que nunca debemos reconocer los problemas alimenticios de nuestro país y ser solidarios con los que menos tienen y así juntos hacerle frente a la malnutrición, el hambre y la pobreza.

¿Quiénes participan? – El sector joven nunca defrauda, y en este caso no es la excepción, ya que se han movilizado junto con expertos en empoderamiento de las mujeres, derechos humanos, finanzas e innovación en varios continentes para hacerse presentes en la Cumbre
No podía hablarse de estos temas si no tenemos la presencia de quienes son la base de la producción agrícola, por lo que desde luego estuvieron invitados a sentarse a la mesa durante los diálogos independientes para ayudar a transformar los sistemas alimentarios mundiales las comunidades indígenas, los agricultores familiares, y las mujeres.


Y México… ¿Qué aporta?


A nosotros nos representó el secretario de Agricultura y Desarrollo Rural, Víctor Villalobos Arámbula, quién bajo el postulado de “dar de comer a quienes nos dan de comer”, hizo un llamado a los países a expresar un compromiso para transitar hacia formas de producción de alimentos más amigables con el ambiente, así como las contribuciones que los sistemas alimentarios pueden hacer para que sea realidad la visión de la Agenda 2030.
Pero…¿Realmente como contribuimos como mexicanos?


Bastante llamativo todo el discurso y participación de nuestro Secretario de Agricultura, que desde luego es importante que México se sume a los compromisos generados para cumplir con la Agenda 2030 de la ONU, pero realmente, fuera de diálogos y discursos, ¿Quiénes están dejando de un lado el discurso elaborado y están haciendo acciones que impacten al momento?. Pareciera que no, pero dentro de nuestro país hay empresarios de gran valor, los cuales entienden el compromiso que tenemos de no únicamente generar utilidades, si no que tenemos la gran responsabilidad de retribuir a nuestras tierras y nuestra gente, algo de lo tanto que se recibe, y ese es el caso de Javier Van Cauwelaert con el proyecto “ Smart Fish”, el cual fue seleccionado dentro de las 50 PYMEs de todo el mundo dentro del concurso “Buena comida para todos” que se celebra en conjunto con la Cumbre, las cuales son seleccionados entre casi 2.000 aplicaciones de 135 países, mostrando soluciones inspiradoras, diversas e impactantes para mejorar el acceso a alimentos saludables y sostenible.


¿Cómo ayuda Smart Fish?


Vendiendo únicamente productos del mar capturados de forma responsable y certificados, procesados por comunidades de pesca artesanal siguiendo los más altos estándares de calidad, y en apoyo a la comunidad pesquera, los anima a mejorar sus prácticas de pesca y elaboración, así como acortando la cadena de valor.


Y desde luego, esto es un pequeño granito de arena, pero, ¿Qué podemos hacer nosotros para ayudar? Es muy claro que ningún gobierno y organización puede alcanzar éstos objetivos por si solo, por lo que mas que nunca se necesita de la solidaridad de toda la comunidad global para ayudar a los más vulnerables a enfrentar las múltiples crisis que enfrenta el planeta, y nosotros podemos apoyar iniciativas que promuevan la compra directa a los agricultores en los mercados locales, para de ésta manera asegurar que ellos tengan asegurado su ingreso, mientras nosotros nos mantenemos alimentados balanceadamente. Otro elemento básico para apoyar en los sistemas alimenticios es apoyar las campañas de #StopDesperdicio, en donde se fomenta la donación de alimentos que aún se encuentren en buen estado y que los establecimientos de comida no vayan a utilizar mas, sean destinados a comunidades vulnerables con carencias alimentarias
Necesitamos que la alimentación saludable sea para todos, no solo un cierto grupo selecto de personas, todos debemos tener la posibilidad de nutrir nuestro cuerpo con ingredientes sanos, ser una persona sana está en manos de cada uno de nosotros, ahora más que nunca tenemos la posibilidad de hacernos cargo de nuestra propia alimentación mientras apoyamos la de algunos otros.

X