PLANETA

Liz Truss renuncia como primera ministra, después de solo 45 días en el cargo

Liz Truss anunció su renuncia como primera ministra de Reino Unido después de solo 45 días en el cargo.

El anuncio, realizado por Truss en las afueras de Downing Street en Londres, sigue a la evaporación casi completa de su autoridad política que la ha llevado a colapsar los mercados, perder a dos ministros clave y perder la confianza de casi todos sus propios parlamentarios.

Truss es la primera ministra, tanto mujer como hombre, con menos tiempo en la historia del Reino Unido.

“Asumí el cargo en un momento de gran inestabilidad económica e internacional. Las familias y las empresas estaban preocupadas por cómo pagar sus cuentas.

La guerra ilegal de Putin en Ucrania amenaza la seguridad de todo nuestro continente. Y nuestro país se había visto frenado durante demasiado tiempo por el bajo crecimiento económico.

Fui elegida por el Partido Conservador con el mandato de cambiar esto. Cumplimos con las facturas de energía y con el recorte del seguro nacional.

Y establecimos una visión para una economía de alto crecimiento y bajos impuestos, que aprovecharía las libertades del Brexit.

Reconozco, sin embargo, dada la situación, que no puedo cumplir el mandato por el cual fui elegido por el Partido Conservador.

Por tanto, he hablado con Su Majestad el Rey para comunicarle que renuncio como líder del Partido Conservador.

Esta mañana me reuní con el presidente del Comité de 1922, Sir Graham Brady. Hemos acordado que habrá una elección de liderazgo que se completará la próxima semana.

Esto garantizará que permanezcamos en el camino para cumplir con nuestros planes fiscales y mantener la estabilidad económica y la seguridad nacional de nuestro país.

Permaneceré como Primera Ministra hasta que se elija un sucesor. Gracias”, expresó.

Derribada por su programa económico que conmocionó a los mercados y dividió a su Partido Conservador solo seis semanas después de su nombramiento.

Truss aceptó que no podía cumplir las promesas que hizo cuando se presentó como candidata a líder conservadora, después de haber perdido la fe de su partido.

Vanguardia

X