DESTACADOS

«Mi hijo sólo venía a aprender y fue abusado sexualmente», entre lagrimas madre exige justicia

“Quiero justicia, el infierno que vivió mi hijo en los baños de la escuela, con el intendente, con la maestra Gabriela, mi hijo venía a aprender y salió violado, que paguen los culpables” fueron las palabras de Martha Sánchez Rivas, madre del menor víctima de violación por parte del intendente en el jardín de niños Simón Bolívar, ubicado en la colonia Benito Juárez, en Soledad de Graciano Sánchez.

Cristian Robledo | El Sol de San Luis

Quien junto con otros padres de familia de la misma escuela, se manifestaron con el cierre de la carretera a Rioverde y la avenida José de Gálvez, la mañana de este lunes, para exigir justicia para el niño y otros menores que también sufrieron daños por parte de Rigoberto, durante varias semanas en las que se registraron los abusos en contra de los alumnos del preescolar.

Tras un diálogo con autoridades de la Secretaría de Educación de Gobierno Estatal y otras instancias, se trasladaron a las instalaciones del plantel educativo, en donde entre lágrimas, la madre, relató el abuso del que fue víctima su hijo, de apenas tres años de edad, señalando que luego de una revisión, encontraron huellas de violación, por lo cual fue trasladado a un médico legista, quien validó los hechos, recurriendo a presentar la denuncia correspondiente.

Indicando que luego de los hechos, la víctima presenta daños graves, no sólo físicos, sino psicológicos, pues siente que ahora su familia no lo ama, debido a que el intendente le decía que nadie lo quería, además de se trata de un niño de 3 años y ahora parece que tiene un año de edad.

Otros padres de familia también señalaron abusos contra las niñas y los niños del jardín de niños Simón Bolívar, acusando a los directivos de permitir incluso golpes a los estudiantes.

En tanto Juan Ramón Aguilar, padre de familia, también señaló cambios en la conducta de su hija y que hasta el momento, ninguna autoridad se ha acercado a la población estudiantil, pare verificar que no haya más abusos con el resto de las niñas y los niños.

En la manifestación los padres de familia solicitaron que la escuela quede cerrada, hasta que no venga personal de la Fiscalía General del Estado, al considerar que se puede afectar la evidencia, que pueda existir en los baños de la institución, lugar donde se dieron los hechos.

El Sol de San Luis

X