DEPORTES SCORE

Tigres quedó a deberme dinero y Tuca ni me dejó entrenar

Ha pasado más de una década desde que Francisco Fonseca se fue de los Tigres. Durante cuatro años futbolista de los felinos entre 2007 y 2011, el famoso Kikín denunció que la entonces directiva del club quedó a deberle dinero, lamentando que una institución tan seria e importante le diera un «trato indigno» hacia el final del contrato.

En plática con su compañero y amigo de TUDN, Toño de Valdés, el ahora analista de futbol recordó que su época en la Autónoma de Nuevo León estuvo marcado por «años convulsos», con muchos cambios de entrenadores y peleando posiciones de descenso, todo esto antes de que comenzara la era dorada con Ricardo Ferretti.

«De Tigres salí más o menos, no me quisieron ayudar, no me pagaron un año de contrato y ni siquiera me dejaron entrenar. En esa época de Tigres todo era muy revoltoso, muchos cambios de técnicos, peleando el descenso», aseguró el ex de Pumas.

Desafortunadamente, Kikín señaló al Tuca Ferretti de haberle marginado del grupo sin razón aparente e incluso negarle entrenar con las categorías inferiores, algo que a la fecha el exfutbolista no termina de entender.

«Ya cuando llegó Tuca Ferretti, él no me dejó entrenar ni con la Sub-20 para mantenerme en forma, me cerraron las puertas como si yo les hubiera hecho algo. Es más, Toño García se aventó el tiro para llevarme al Atlante porque con Tigres no hubo ningún finiquito, que era necesario para que te registraran en otro equipo. No sé cómo le hizo Toño pero me llevó al Atlante», afirmó.

Kikín rechazó jugar en Alemania

El Kikín regresó a México a inicios del 2007 tras un efímero paso de seis meses en el Benfica de Portugal, donde ofrecieron prestarlo al Hamburgo de la Bundesliga, pero el delantero mexicano se negó porque consideraba que él no estaba para pelear descensos y escuchó ofertas de la Liga MX para volver al cabo de medio año.

«En Benfica no me fue como yo quería y me dijeron que me iban a mandar al Hamburgo alemán. Ellos peleaban el descenso y me negué, yo qué iba a andar peleando el descenso, quería equipo bueno. Entonces aparecen América y Tigres, dos grandes instituciones y me decanto por Tigres, ahí estuve cuatro años.

Medio Tiempo

X