Uncategorized

¡Vibra la “Bowiemanía”! Una nueva fiebre por David Bowie recorre Europa

The next day, ha puesto al artista inventor del glam en los primeros puestos de un mercado donde los jóvenes tienen que aceptar, con gesto boquiabierto, como las estrellas veteranas de una música que no pasa de moda se quedan con la porción más grande del pastel. En Gran Bretaña, The Next Day ha puesto a Bowie en el primer lugar de los charts, un sitio al que regresa después de 20 años (White Noise, de 1993, fue el último disco del británico en el primer puesto) y se ha convertido, hasta ahora, en el álbum más vendido del 2013. Además, desde que el disco salió, el 11 de marzo pasado, ocupó el #1 en iTunes de 60 países, entre ellos México. Después de que sorprendiera al mundo el pasado 8 de enero, el mismo día de su cumpleaños, con su sencillo “Where Are We Now”, David Bowie terminó de posicionar su regreso con el segundo sencillo “The Stars (Are Out Tonight), un tema uptempo propio de su estilo, acompañado de un espectacular video realizado por la experimentada Floria Sigismondi y con la actuación de la ganadora del Oscar Tilda Swinton. El video ha impresionado a la audiencia mundial con su sorprendente concepto e impecable realización, superando los 3 millones de views en Vevo/YouTube. SUS RÉCORDS LLEGAN AL MUSEO VICTORIA Y ALBERTO Hace 40 años cambió el mundo con su hermosa estampa de hombre rubio y andrógino, dueño de un talento inigualable, maestro en el arte de seducir y enamorar para siempre. Así, David Bowie se convirtió en uno de los artistas más influyentes de los tiempos modernos y como tal será reivindicado en una muestra que se llevará a cabo en el Museo Victoria y Alberto, en Londres y que se inaugura mañana. Se trata de 300 artículos entre los cuales se encuentra el traje diminuto que Bowie usó el 6 de julio de 1972 para su álbum Stardust. La exposición explorará el espíritu creativo del artista que ha jugado un papel crucial en la formación cultural de la sociedad moderna. También se examinará lo que ha influido en su arte el expresionismo alemán, el teatro de variedades, el teatro de la crueldad, la chansonfrancesa, el surrealismo, el teatro brechtiano y el kabuki -, así como los innumerables artistas a los que él ha inspirado. Bowie, que vive casi recluido en Manhattan con su esposa y su hija Iman Lexi, de 12 años, aclaró que no es el curador de la muestra y que no ha participado en ninguna de las decisiones relacionadas con la exposición. La muestra, desde el 23 de marzo de 2013 y hasta el 28 de julio, incluirá prendas como el abrigo Union Jack diseñado por Bowie y Alexander McQueen para la portada del álbumEarthling y el escandaloso traje a rayas de Kansai Yamamoto, diseñado para la gira 1973Aladdin Sane, fotografías clásicas de Brian Duffy y Terry O’Neill y extractos de videos y películas como El hombre que cayó a la Tierra y Laberinto. Foto: Especial Antes de su apertura y a través de Internet se vendieron más de 42.000 entradas para ver la retrospectiva; más del doble de cualquier antecedente registrado por el museo. “Bowie tuvo un gran impacto en nuestra cultura; trajo una gran cantidad de ideas alternativas y un tanto subversivas y las puso justo ahí, en el living de la gente. Tenía un nombre normal, David Jones y, de alguna manera, era una persona muy típica de su época, pero, sin embargo, se convirtió a sí mismo en una criatura única”, dijo recientemente Jarvis Cocker, vocalista de Pulp. DAVID BOWIE EN BERLÍN Un nuevo tour para fanáticos lleva a los lugares donde David Bowie vivió, trabajó y se divirtió en la capital alemana. El Berlin Bowie Walk, organizado por el DJ Mike West, comienza en la estación de metro de Neukölln. El punto de encuentro es céntrico y cómodo, pero también una suerte de tributo a la canción instrumental “Neuköln”, que aparece en el álbum de 1977 Heroes. Desde ahí Mike guía a los visitantes hasta la Hauptstraße 155, la dirección donde vivió Bowie, buscando, según dice el organizador del paseo, ligarse a grupos de la escena musical berlinesa de la época como Tangerine Dream y Kraftwerk. También quería abandonar las drogas y Berlín le pareció un sitio propicio para desintoxicarse. “El anonimato que le ofrecía la curiosa atmósfera del Berlín de la Guerra Fría era algo que Bowie, una de las mayores estrellas musicales de entonces, valoraba enormemente. La actitud de los berlineses ante las celebridades sigue siendo básicamente la misma: pretender que no se sorprende cuando aparece por ahí algún famoso. Mike recuerda, por ejemplo, una historia de esos años. Más que incomodar a Bowie en la calle, sus seguidores merodeaban las mismas tiendas de discos que él visitaba, esperaban que se fuera y luego compraban lo mismo que su ídolo”, cuenta el periodista Diego Zúñiga en la Deutsche Welle en Español. El café Neues Ufer, la Potsdamer Platz, los estudios de grabación Hansa…sitios que pisara el legendario Duque Blanco y que hoy son recreados por cientos de turistas que se suman a la fiebre Bowie que inunda a Europa en estos días. Con información de: http://www.sinembargo.mx/22-03-2013/565549]]>

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X