MÉXICO

AMLO descarta militarización o autoritarismo con la iniciativa sobre la Guardia Nacional

Las reformas a cuatro leyes secundarias propuestas en la iniciativa enviada por el presidente Andrés Manuel López Obrador, establece que la operación y administración de la Guardia Nacional estará a cargo de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), incluidos los mandos y  la totalidad de los elementos del cuerpo policiaco, al tiempo que da un plazo de 60 días a la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC) para transferir la totalidad de los recursos presupuestarios y económicos de la corporación a la Sedena

En su exposición de motivos, el titular del Ejecutivo asegura que con estas reformas no se busca la militarización del país, sino cuidar el desarrollo de la principal institución de seguridad pública del Estado.

“El propósito final de esta iniciativa no es militarizar al país o implantar el autoritarismo, sino cuidar con la tutoría de la Sedena el crecimiento sano de la que debe ser la principal institución de seguridad pública de México. Con ello se garantiza el combate a la impunidad y el respeto irrestricto de los derechos humanos”, señala.

Los elementos trabajan a lo largo de toda la República.

La propuesta deja funciones menores a la SSPC como el resguardo de instalaciones públicas federales, el Registro Público Vehicular; así como prestar servicios de protección, custodia, vigilancia y seguridad de personas, bienes e instalaciones, a las dependencias y entidades de la Administración Pública Federal, así como a los órganos de carácter federal de los Poderes Legislativo y Judicial, organismos constitucionalmente autónomos y demás instituciones públicas que lo soliciten.

Plantea modificaciones a la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal; a la Ley de la Guardia Nacional; a la Ley Orgánica del Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos, y a la Ley de Ascensos y Recompensas del Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos, en Materia de Guardia Nacional y Seguridad Pública.

En las reformas a la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal, se establece que la Guardia Nacional manejará “el activo del Ejército y la Fuerza Aérea, y ejercer el control operativo y administrativo de la Guardia Nacional, conforme a la Estrategia Nacional de Seguridad Pública que defina la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana”.

Asegura que habrá coordinación entre diversas dependencias. 

Establece que al titular de la Sedena le corresponderá ejercer el control operativo y administrativo de la Guardia Nacional, en tanto, el titular de la Comandancia será nombrado por el Presidente de la República a propuesta del secretario de la Defensa. 

En sus artículos transitorios señala que la SSPC dispondrá de los elementos de la extinta Policía Federal que estén adscritos a la Guardia Nacional, a quienes se les respetarán sus derechos laborales, pero ya no pertenecerán a la corporación. 

Da un plazo de 60 días naturales, a partir de la publicación del decreto, a la SSPC para transferirá a la Sedena los recursos presupuestarlos y financieros de la Guardia Nacional, así como los recursos materiales destinados a su operación, con excepción de aquéllos requeridos para el personal que seguirá bajo la adscripción de la Secretaría de Seguridad. 

El Heraldo de México

X