DESTACADOS

Bernardina Lara Argüelles: “Quieren que les tengan miedo; deberían buscar respeto”

Por Victoriano Martínez

Para Bernardina Lara Argüelles, secretaria general del Sindicato Único de Trabajadores al Servicio del Gobierno del Estado (SUTSGE), la confrontación con el gobierno de Ricardo Gallardo Cardona ha llegado a los extremos de un terrorismo laboral hasta las amenazas.

Un ambiente que no sólo repercute en que las nuevas autoridades se confrontan con los trabajadores en lugar de hacer equipo con ellos, sino que también ya ha mostrado que ni en el propio gabinete gallardista hay coordinación para sacar adelante las obligaciones que tienen como funcionarios.

Lara Argüelles explicó que tradicionalmente cuando tienen algunos conflictos y la problemática no es resuelta por el Oficial Mayor, acuden al Secretario General de Gobierno. Si aun en esta instancia no logran acuerdos, entonces se busca audiencia directamente con el gobernador.

Ante las evasivas de Noé Lara Enríquez, oficial Mayor, los representantes del SUTSGE buscaron entrevistarse con José Guadalupe Torres Sánchez, secretario de Gobierno, quien no los atendió y les dijo que no iba a trabajar para que otro estuviera sentado cobrando. “Imagino que se refería al oficial Mayor porque es quien tiene la relación con los sindicatos”, consideró.

El incumplimiento de sus funciones por parte de Lara Enríquez afecta a los trabajadores porque la Oficialía Mayor dejó de dar trámite a la documentación para servicio médico, becas, solicitudes de bajas, premios de antigüedad y quinquenios que por lo mismo, en gran parte, se realizan en las instalaciones del SUTSGE. “No le interesa atender los asuntos de los trabajadores”, dijo

Estimó que si el oficial mayor cumpliera con su trabajo, y atendiera y resolviera la problemática que le han presentado, de ninguna manera estarían en la manifestación.

Sij que es notorio que la manifestación les molesta, al grado que Torres Sánchez les advirtió que lo tomaba como un reto, pero también porque han promovido una postura de los comerciantes para afirmar que la ciudadanía no va al centro porque estamos en manifestación.  “Sí hay hostigamiento. Nos están poniendo muy mal con la ciudadanía”, lamentó.

Entre un funcionario que se desatiende sus obligaciones y otro que evade atender las audiencias que se les solicitan, la figura de Gallardo Cardona aparece con declaraciones y videos en los que denosta a los burócratas, en evidente violación a las ley que obliga al patrón a tratar con respeto a los trabajadores.

Lara Argüelles dijo que no entiende la actitud del gobernador y sus funcionarios en el sentido de que quieren que les tengan miedo, cuando lo que deberían de buscar es que haya respeto para ellos.

“Hay un video donde le preguntan que qué le gusta a él, que la gente lo respete o le tenga miedo, y dice que él quiere que la gente le tenga miedo. No sé si el terrorismo laboral que hay ahorita vaya en ese sentido, para que los trabajadores le tengan miedo, para desmoralizarlos para que ellos hagan lo que quieran”, indicó.

Descartó que los trabajadores se amedrenten ante las posturas rijosas de los funcionarios y explicó que en el plantón que mantienen en la Plaza de Armas la presencia matutina es reducida porque asisten quienes han sido despedidos, en tanto que por las tardes se suman muchos de los trabajadores que, antes de participar, cumplen con su jornada laboral.

“Están ahí los corridos en la mañana y los otros van a apoyar cuando ya salen del trabajo. No queremos estar, pero nos están obligando”, expresó. “No sé si el terrorismo laboral que hay ahorita vaya en ese sentido, para que los trabajadores tengan miedo, para desmoralizarlos para que ellos hagan lo que quieran”.

Lara Argüelles mencionó el caso de la actual esposa del ex gobernador Fernando Toranzo Fernández, a quien sacaron de su oficina de manera muy grosera, en lo que tiene más características de un revanchismo hasta irracional.

“La señora, antes de ser directora, de ser personal de confianza, tenía su base, ella le pidió a Oficialía Mayor el permiso para ocupar puestos de confianza, eso lo permite la ley, cuando termina su puesto de confianza la envían a su base, pero la sacaron de muy mala manera, no se vale eso”, relató.

Criticó que a pesar de que el gobierno cuenta con una subsecretaría de derechos humanos y una instancia de atención a la mujer como el Instituto de las Mujeres, no se han tentado el corazón para maltratar, como lo hicieron en ese caso, a varias empleadas que han sido despedidas, y sin que esas áreas hayan intervenido.

Mencionó que en diversas dependencias hay más esposas, no sólo de ex gobernadores, sino también de altos ex funcionarios. “¿Van a sacar a todas igual?”, preguntó.

“Yo creo que ellos están acostumbrados a tratar con un personal que no sabe defenderse, y en el gobierno pues no es el mismo personal que tienen los municipios, sin demeritar a los trabajadores municipales, el personal de gobierno es un personal preparado, que obviamente conoce las leyes”, advirtió.

Rechazó que sea cierto los sueldos de la burocracia estatal se lleva el 60 por ciento del presupuesto, que es uno de los señalamientos con los que el gobernador pretende desacreditarlos, pero basta con ver el monto del Capítulo 1000 del Presupuesto de Egresos, que no sólo incluye sus sueldos, sino también los del magisterio, otros poderes y organismos autónomos y descentralizados.

Señaló que del monto total del Capítulo 1000, aproximadamente un 40 por ciento corresponden a las obligaciones patronales. Además, otra ventaja para el gobierno estatal es la retención del Impuesto Sobre la Renta, que asciende a unos 2 mil 850 millones de pesos que, tras enterarlos a la Federación, les son devueltos.

La dirigente sindical mencionó que el costo de los aguinaldos de los burócratas es cercano a los 500 millones de pesos, en tanto que Daniel Pedroza Gaitán, ex secretario de Finanzas, le informo que dejaron 600 millones de pesos para atender ese gasto.

Calculó que sólo faltarían unos 200 millones de pesos para completar el aguinaldo del personal de los poderes legislativo y judicial, y los organismos descentralizados.

Expresó que no entiende la razón por la que pretenden un endeudamiento para destinar 800 millones de pesos para aguinaldos y otros 300 millones de pesos para apoyar a los ayuntamientos, porque eso significaría que no cuentan con recursos. “Yo no sé con qué están funcionando, si dicen que no tienen recursos”, dijo.

Insistió en que el gobernador y sus funcionarios mantienen una postura en la que no les interesa la ley, pretende que se haga lo que ellos digan y se acabó, por la vía de imposición, el autoritarismo y la represión, con un gobierno que muestra un aspecto fascista.

Lara Argüelles calificó esa actitud como una torpeza porque va en demérito del cumplimiento de las obligaciones de los servidores públicos porque un trabajador estresado no va a rendir los resultados esperados. “¿A quién le va mejor trabajando bien con los trabajadores?”, cuestionó.

Dijo que aunque aseguran que tendrán un ahorro de 11 millones de pesos, a la larga, porque las demandas se podrían llevar de dos a tres años, tienen todas las de perder y enfrentarlas provocará un gasto millonario que todavía les va a tocar, por lo que en realidad no le hacen ningún favor a la ciudadanía porque les va a costar más, por su falta de respeto a la ley.

“Yo nunca había oído a un gobernador expresarse así”, dijo con relación a las declaraciones en las que los califica de flojos y advierte que este no será un gobierno de huevones. “El gobernador está denostando a los trabajadores y queremos que respete la ley”, agregó.

Mencionó que ninguno de los anteriores gobernadores había hablado de esa manera en público. “A lo mejor enojado por algo pudo expresar algo similar, pero no en público”, dijo. Señaló que le tienen respeto a Gallardo Cardona, pero sólo porque representa a la institución con la que trabajan,

“O sea, lo respetamos como gobernador porque representa la institución con la que trabajamos. Trabajamos con el gobierno del estado represéntelo quien lo represente”, aclaró.

Mencionó que los funcionarios, especialmente Lara Enríquez, les han advertido que vienen a imponer el peso del gobierno a todos, y esa es la razón por la que no atienden a ninguno de los sindicatos de burócratas.

Citó el caso de Laura Cuevas, una funcionaria de la Oficialía Mayor, que da un trato autoritario, grosero y muy majadero a los trabajadores con amenazas en las que les advierte que quien no llegue a las siete de la mañana y trabaje todo el día, que se atenga a las consecuencias

“El problema lo genera el Oficial Mayor”, dijo, “él dice que recibe órdenes. ¿De quién? No sabemos”.

Estableció que no van a quitar el plantón frente al Palacio de Gobierno en tanto no sean atendidos y resuelvan los puntos que ya comunicaron por escrito tanto al Oficial Mayor como al propio Gobernador.

“Desde que mandé los oficios ya no ha dicho que los trabajadores son huevones”, comentó.

Aunque no han tenido entrevistas directas con Gallardo Cardona, mencionó que han estado atentos a los pronunciamientos que ha hecho, entre los que identifican incluso una amenaza que no pude dejarse inadvertida.

“El gobernador lo que ha dicho que él va a resistir, que a ver si nos alcanza la vida para resistir nosotros, pues yo creo que sí. Lo digo porque mientras Dios nos las dé, y mientras alguien no nos las quite, pues yo creo que sí vamos a tener mucha vida. No sé si será una amenaza.

“¿Usted cómo la siente?

“Pues así, porque eso de que a ver si les alcanza la vida, pues yo lo sentí como una amenaza”.

ASTROLABIO DIARIO DIGITAL

X