PLANETA

Murió «el hombre más sucio del mundo» tras bañarse luego de 60 años

Un iraní conocido como «el hombre más sucio del mundo» por no haberse duchado en décadas, falleció a sus 94 años, Amou Haji, que no se bañó durante más de medio siglo, murió el domingo en el pueblo de Dejgah, en la provincia de Fars (sur de Irán), indicó la agencia de noticias Irna. Según un responsable local citado por la AFP, Haji había pasado la mayor parte de su vida en el pueblo donde no tenía esposa ni familia y  siempre evitaba bañarse por miedo a «enfermarse», 

Un corto documental titulado «La extraña vida de Amou Haji», que fue estrenado 2013 y este relataba su forma de vida. Cabe señalar que por primera vez hace apenas unos meses, los aldeanos lo llevaron a un baño para lavarse. «Poco después, se enfermó y finalmente, el domingo… entregó su vida», informaron los medios de comunicación locales.

Odiaba la idea de bañarse

Durante muchos años, este hombre estuvo cubierto de hollín y suciedad, tenía una gran aversión al agua y jabón, además dijo miles de veces que odiaba incluso la idea de bañarse y sobre todo sentir el agua sobre su piel.

El anciano iraní comentó anteriormente que eligió esta excéntrica forma de vida luego de experimentar «contratiempos emocionales en su juventud» y desde entonces se aisló y dejó de bañarse. Haji también tenía un gran rechazo a la comida y las bebidas frescas.

Amou Haji falleció a sus 94 años. Foto:  AFP

En una entrevista señaló que su comida favorita era el puercoespín podrido y prefería tomar cinco litros de agua al día de una lata de aceite oxidada. El líquido lo recogía de charcos cercanos.

Este hombre además también comía animales atropellados y le gustaba fumar heces de animales en una pipa vieja, en lugar de tabaco. Las fotos que se muestran en esta nota fueron tomadas en 2018.

Sin importar su miedo a bañarse, gusto por comer carne podrida y beber agua sucia, su salud se mantuvo en buen estado hasta hace poco. A principios de este año un equipo de médicos, le realizó una serie de pruebas a Haji, incluidas VIH y hepatitis.

Los resultados fueron impresionantes al descubrir que el hombre no había padecido ninguna bacteria, solamente tenía Triquinosis, una bacteria que adquirida por comer carne cruda y causa una infección común. 

El Heraldo de México

X